Docentes bonaerenses amenazan no comenzar las clases

Nueve seccionales disidentes del Suteba y la Federación Docente Argentina (FDA) ratificaron que parte de los docentes bonaerenses pararán el lunes y el martes tras el receso de invierno, para exigir la reapertura de la paritaria salarial, nombramientos y mejoras en infraestructura, entre otros reclamos.

Las asambleas y el plenario provincial de delegados de Suteba disidente votaron el no inicio del ciclo lectivo por dos días tras las vacaciones e insistieron en la necesidad de avanzar en una recomposición salarial, en completar los cargos faltantes, en inversión para comedores para así “derrotar el tarifazo, y el ajuste que quieren imponer tanto Mauricio Macri, como María Eugenia Vidal y el conjunto de los gobernadores”, indicaron en un comunicado.

Asimismo, este sector le reclamó al titular de Suteba, Roberto Baradel, que “rompa la tregua con el Gobierno y convoque a asambleas y plenarios para votar el paro y un plan de lucha”.

El paro fue resuelto por las seccionales La Plata, La Matanza, Ensenada, Tigre, Escobar, Quilmes, Berazategui, Marcos Paz y Bahía Blanca,

Días atrás, la propia Vidal ratificó que el 9 de agosto continuarán las negociaciones con los maestros del Frente Gremial (FEB, Suteba, UDA, AMET y Sadop) y Udocba en el marco de la Comisión Técnica Salarial que se reabrió el 7 de julio.

Allí, el Gobierno responderá una serie de puntos planteados por los gremios como la puesta en marcha del monitoreo de inflación acordado a fines de febrero, el pase al básico de sumas que se perciben por fuera de ese salario, el incremento de una bonificación de docentes que se desempeñan en todos los niveles y modalidades de unidades carcelarias, entre otros puntos.

No obstante, la administración provincial sigue rechazando la posibilidad de discutir una nueva suba salarial para los docentes al afirmar que el aumento del 34,6 por ciento acordado en febrero no fue superado aún por el aumento del costo de vida.