Cañuelas tendrá en breve su nuevo hospital

Los habitantes de Cañuelas e intendencias aledañas verán abrir las puertas de un nuevo hospital antes de fin de año, luego de que la provincia de Buenos Aires, la Nación y el municipio acordaran junto con la Justicia la puesta en funcionamiento del establecimiento creado bajo el marco de Acumar (Acuerdo Matanza Riachuelo), en cumplimiento de una orden judicial ambiental que data del 2007.

Así lo confirmó la ministra de Salud bonaerense, Zulma Ortiz, y luego de que en junio último, durante una audiencia, la justicia obligara a los tres distritos a apurar la apertura del complejo, que tuvo un corte de cinta en octubre de 2015, en plena campaña electoral, pero que nunca reunió las condiciones para ser habilitado.

«Hace un mes se definió perfil del hospital, que cubrirá las especialidades en salud materno infantil, trauma y salud ambiental, ya que será también un centro de referencia toxicológico, con un espacio para la formación de recursos humanos en todo lo que es epidemiología ambiental», expresó Ortiz, sobre el establecimiento ubicado sobre la ruta provincial 205.

El radio de alcance de cobertura médica abarca a cinco intendencias: Presidente Perón, Las Heras, Marcos Paz y San Vicente, además de Cañuelas.

En cuanto a la dirección del establecimiento denominado inicialmente Cuenca Alta Néstor Kirchner -resta ver nombre definitivo-, se conformará «una dirección ejecutiva que estará definida de común acuerdo entre las jurisdicciones de nación, provincia y municipios».

Así, se estableció la nómina de cuatro directores del gobierno nacional y de dos directores gobierno provincial. Al mismo tiempo, se definió un consejo de administración con representantes de los 5 municipios de la Cuenca Alta Riachuelo Matanza.

Durante lo que resta de este año, «se espera avanzar con la realización de los convenios para el manejo del hospital con las tres jurisdicciones, y se prevé que arrancará a fin de año, o a más tardar a principios del año próximo», precisó Ortiz.

El establecimiento, que contará con una dotación de 150 camas y de 800 empleados, cuenta con un espacio edificado de 24.000 metros cuadrados, donde brindará un servicio de alta complejidad con atención a través de derivación.

El hospital no encuadra en el proyecto de los denominados hospitales del Bicentenario lanzados por Cristina Kirchner en el 2008, si bien registró sus primeras licitaciones de obra en el mismo año y comenzó un camino sinuoso de realización de las obras al igual que lo tuvieron aquellos.

En este sentido, se arrancó con anuncios de inversiones por unos 300 millones de pesos, y se culminó con un desembolso de cerca de 600 millones de pesos, en un período de ocho años.

En cuanto a la dinámica de la obra, hubo irregularidades varias y «poca transparencia» en el proceso. A modo de ejemplo, «una ampliación por 70 millones de pesos que se anunció el año pasado, de un entrepiso que nunca fue construido», denunció el médico y concejal y ex candidato a intendente por Cambiemos en Cañuelas, Horacio Cabrera.

Este hospital trabajará bajo la órbita SAMIC (Servicio de Atención Médica Integral para la Comunidad) que coordina Nación, que tienen sueldos por encima de los provinciales.

Un sueldo de un provincial profesional arranca en 15.000 pesos, mientras que en el sistema Samic, según la zona y función del hospital puede alcanzar hasta unos 40.000 pesos, explica Cabrera.

«En un radio de 40 km, en la zona existen 10 hospitales provinciales alta compleijdad y con su grado de precariedad», continúa Cabrera, que vaticina cierta migración de médicos hacia el nuevo hospital debido a la diferencia de sueldos.

Desde la Provincia sostienen que en las negociaciones se está trabajando en un esquema con sueldos similares a los provinciales, para no afrontar migraciones de médicos a hospitales nuevos, en busca de mejores remuneraciones.

Luego de un acuerdo alcanzado entre Nación y Provincia, La Nación se hará cargo del 100% del funcionamiento del complejo por los primeros 3 años, para luego pasar a ser un esquema de financiamiento del servicio de 70% provincia, y 30% Nación.

«Hay una orden judicial que debe ponerse en marcha a más tardar a fines de noviembre», agregó Cabrera.

Cuando comenzó la nueva gestión de María Eugenia Vidal, las cinco intendencias reclamaban de la provincia el financiamiento por 700 millones de pesos que según ellos había prometido el ex gobernador Daniel Scioli para su funcionamiento, explica Cabrera.

Sin embargo, Ortiz, explicó «que tenemos evidencia que la anterior gestión no previó la puesta en funcionamiento del hospital».

Ante esta situación y ante la crisis presupuestaria general con la que arrancó el gobierno de Vidal, se avanzó en un plan que financiará la Nación los primeros tres períodos, para apurar la apertura del hospital.

La obra se encuentra en más de 95% de realización, y el hospital ya cuenta con parte de equipamiento que, en muchos casos, se tornó obsoleto por el mero paso del tiempo y ante la falta de presupuesto para mantenimiento.

En la puerta, se pueden observar tres ambulancias nuevas con la insignia del ministerio de Salud de la Nación, totalmente equipadas pero fajadas y no habilitadas que, según los guardias del lugar, se encuentran estacionadas hace tres meses, a la espera de la inauguración del hospital.

Por Mara Laudonia y María Aguirre, del equipo de investigación de la Agencia Télam