Un jugador de Almagro recibió un balazo de bala de goma en la cabeza

El jugador de Almagro Franco Quiroz fue herido por un balazo de goma en la cabeza que recibió cuando intentaba mediar en los incidentes entre hinchas de su equipo y efectivos policiales, a poco del final del partido de este jueves con Atlético Paraná por la 19na. fecha del torneo de la Primera B Nacional de fútbol.

El mediocampista fue trasladado al hospital Ramón Carrillo de Ciudadela, a unos dos kilómetros del estadio, donde le sacaron el perdigón de la zona afectada y luego lo suturaron, y le dieron el alta. Posteriormente, una vez que declaró en la comisaría Octava de Tres de Febrero, lo llevaron al estadio de José Ingenieros.

«Me entró un perdigón en la cabeza, tengo el ardor, por suerte estoy fuera de peligro, ya que la herida solamente fue superficial. Tengo todo el vendaje en la cabeza, estuve solamente a 10 centímetros de perder mi carrera», reconoció el deportista al pisar nuevamente las instalaciones del club.

«Cuando me estoy alejando del alambrado, rebotó uno de los perdigones y me dio en la cabeza. La policía tiró desde muy cerca, mientras tratábamos de calmar», detalló sobre los hechos, ocurridos a falta de tres minutos del final del partido que Almagro perdía con Atlético Paraná por 1 a 0.

Por otro lado, el entrenador de Almagro, Felipe De La Riva, criticó en diálogo con Télam: «Pasan los gobiernos y esto sigue igual, somos rehenes de esta situación de inseguridad con las barras. Por eso, que nadie se sorprenda de este hecho».

«Ellos me robaron cuatro veces desde que asumí, una vez me pusieron un cuchillo en el estómago, y a los jugadores los asaltaron 12 veces», acusó.

El director técnico se mostró indignado por la situación que vive la institución y sostuvo que le dan ganas de «dejar el trabajo».

«Me acerqué a la tribuna para ayudar y me escupieron. Nos hicieron un gol sobre la hora y en vez de alentarnos, hacen quilombo», cerró indignado.

El último antecedente similar tuvo como protagonista al ex jugador de San Martín de Mendoza Carlos Azcurra, quien el 11 de septiembre de 2005 en el estadio Malvinas Argentina, en un encuentro ante Godoy Cruz, recibió un tiro en la altura del abdomen, algo que le produjo la pérdida de un tercio de su pulmón derecho.

Aquel partido, en el que Godoy Cruz Antonio Tomba ganó por 3-0 se interrumpió por un grupo de hinchas de San Martín ubicados en el sector popular norte, quienes lanzaron todo tipo de objetos a la cancha.

En ese momento, Azcurra junto con algunos de sus compañeros trataron de frenar a los efectivos porque tenían familiares en la tribuna.

Si bien en principio luchó por su vida, a los cinco años regresó a la actividad con la camiseta de Deportivo Maipú de Mendoza.