Macri dijo que seguirán los cortes de luz y quiere disciplinar uso mediante tarifazo

El presidente Mauricio Macri afirmó que continuarán los cortes de luz durante el verano, al tiempo que remarcó que el Gobierno quiere que «se consuma menos energía» y que la suba de tarifas «va a ayudar a tomar conciencia» de que el recurso energético es «caro y escaso». Al criticar la política energética del kirchnerismo, Macri advirtió que “precios de las tarifas ridículamente bajos, llevaron el consumo a niveles inusualmente altos”, y subrayó que ese “mal comportamiento cultural de todo el país”, por el que “pensábamos que era gratis” el servicio, llevó a “despilfarrar algo que daña” el medio ambiente.

Durante la inauguración de la Jornada Nacional de Emergencia Energética, en la sede del Gobierno porteño, el Presidente felicitó al ministro Energía, Juan José Aranguren, por “el trabajo realizado”, pese a que el funcionario resultó muy cuestionado por los aumentos que dispuso este año en el sector sin audiencia pública, que depararon en reclamos judiciales y una obligada marcha atrás de la Casa Rosada.

“Te quiero agradecer todo el trabajo realizado este año, que te tocó bailar con la más complicada”, le expresó con humor el mandatario.

Luego de advertir que el país va a «volver a tener cortes» de energía durante el verano, el jefe de Estado culpó nuevamente de la situación a la gestión kirchnerista, por considerar que hubo «desbarajuste» y «no solo no se invirtió» en el sector «sino que se robó». «La política energética anterior estuvo cubierta con escandalosos niveles de corrupción porque no solo no se invirtió sino que se robó», señaló el Presidente, tras admitir que este verano nuevamente se registrarán cortes en el servicio, aunque estimó que disminuirán “un poco” respecto de los registrados en años anteriores.

Macri estimó que «recuperar el autoabastecimiento, una mayor solidez y una mayor independencia nos llevará seis o más años» y remarcó que «este desbarajuste de que no se pagase lo que valía la energía llevó también a un proceso que no se invirtiera» en el sector. “Acá nadie quiere vender energía cara, sino que se consuma menos energía. Claramente tenemos que reducir el consumo per capita. Hay que ver qué podemos hacer cada uno, y ahí la apuesta es a la educación”, aleccionó el Presidente.

En esa línea, planteó que “no es indiferente lo que hace cada ciudadano, es realmente importante” y que “el camino del sendero de precios va a ayudar a tomar conciencia, (porque) van a tomar contacto con la realidad, de que es un recurso escaso y caro”, el energético.

Por ello, evaluó como “muy importante que todos, desde nuestros lugares, pongamos en marcha toda esa increíble, única, creatividad que tenemos los argentinos, para proponer otras formas” de consumo, y criticó que “el aire acondicionado es de los elementos más disruptivos que ha venido a sumarse a este coctel explosivo que nos dejó el gobierno anterior”.

Macri insistió en la necesidad de “educar que 24 grados (en el aire acondicionado) genera los niveles de confort suficientes” en los ambientes, y machacó en la “pésima política energética del gobierno anterior” que derivó en “quedarnos sin energía, perder independencia, generar dependencia, y un tremendo déficit fiscal”.

“Las macanas que hemos hecho, no se resuelven de un día para el otro”, advirtió, para insistir en el “desbarajuste de no pagar lo que vale la energía”, y concluir que, en los meses estivales, “van a disminuir un poco los niveles de cortes, pero vamos a tener cortes”.