La izquierda no hace frente

La alianza Izquierda al Frente por el Socialismo acusó al Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) de imponer una «fragmentación criminal» de todo el espacio frente a las elecciones de octubre. De esta manera, la izquierda argentina sigue enfrascada en una interna permanente de la que no logra salir.

Durante la Convención Nacional del Nuevo MAS, integrante de Izquierda al Frente junto con el MST, se dio a conocer una declaración que expresa: «Frente a la fragmentación criminal que quiere imponer el FIT, coalición cuyos partidos no se ponen de acuerdo ni en sus candidatos, esta gran Convención Nacional ha constatado el logro que supone la conformación de Izquierda al Frente por el Socialismo junto a los compañeros del MST, esto en la perspectiva de conquistar la unidad de toda la izquierda independiente, lo cual será posible si superamos el piso proscriptivo de las PASO».

El FIT, integrado por el PTS y el Partido Obrero (PO) rechazó la propuesta de ampliar la alianza a otros sectores de izquierda como el Nuevo MAS y el MST.

Por su parte, la dirigente Manuela Castañeira sostuvo en el marco de la Convención que «el kirchnerismo, que gobernó durante 12 años y no realizó ningún cambio estructural en el país, no es alternativa. Cristina se viste ahora de opositora, pero el Frente para la Victoria no ha hecho más que garantizar la gobernabilidad del ajuste al macrismo, votándole las leyes en el Senado, y llevando a un callejón sin salida las luchas que dirigieron sindicalmente.»

«Ante esto, existe un fenómeno de vacancia política: amplios sectores que rompieron con el macrismo pero no quieren volver al kirchnerismo; vacancia que la izquierda puede capitalizar a su favor si logra superar algunos de sus límites», agregó.

Sostuvo que «la izquierda renueva sus fuerzas. Es por eso que llamamos a todos los trabajadores, las mujeres y la juventud, a apoyar esta nueva alternativa.»

Castañeira finalizó: «Desde Izquierda al Frente por el Socialismo nos proponemos como una alternativa superadora a todas las variantes patronales. La entusiasta militancia del Nuevo MAS decidió lanzarse de inmediato a la campaña electoral. Frente al ajuste macrista (plan a), levantamos un Plan B para que ganemos los trabajadores, las mujeres y la juventud».