Latinoamérica rechaza las amenazas de Trump sobre Venezuela

La advertencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que su país contempla “una posible opción militar” en Venezuela, país que, a su juicio, está sumido en un “lío muy peligroso”, provocó declaraciones de rechazo de países y bloques latinoamericanos que comparten con Washington terminar con lo que califican la “dictadura” de Nicolás Maduro.

Los países del Mercosur y el gobierno de Perú, reciente convocante de una reunión regional sobre Venezuela en la que doce cancilleres firmaron un documento contra la crisis y la dictadura en ese país, ahora se pronunciaron contra la “opción militar” anunciada ayer por Trump.

“Perú y algunos países de la región condena la amenaza o el uso de la fuerza no aprobado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, dijo el canciller peruano Ricardo Luna a la agencia de noticias Reuters.

Los países del Mercosur, por su parte, consideran que “los únicos instrumentos aceptables para la promoción de la democracia son el diálogo y la diplomacia. El repudio a la violencia y a cualquier opción que implique el uso de la fuerza es insoslayable”, según un comunicado difundido por la Cancillería argentina.

El comunicado agrega que el bloque suramericano seguirá “insistiendo individual y colectivamente para que Venezuela cumpla con los compromisos que asumió, de manera libre y soberana, con la democracia como única forma de gobierno aceptable en la región”.
También México, Colombia y Chile rechazaron la amenaza estadounidense.

Ese será el complejo marco de la gira que iniciará este domingo el vicepresidente Pence en Colombia, quien buscará remarcar el compromiso del gobierno de Trump con Latinoamérica, y reforzar el esfuerzo multilateral para aislar a Venezuela, inmersa en una profunda crisis económica y con la reciente instauración de una Asamblea Nacional Constituyente que Washington considera “ilegítima”.

En tanto, el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, tildó como una “locura” la advertencia hecha por Trump.

“Yo digo que esto es un acto de locura, de supremo extremismo. Hay una élite extremista del gobierno de los Estados Unidos, (con la) que realmente no sé que está pasando, qué va a pasar en el mundo, si es que se va a acabar con la humanidad, con el planeta tierra, todos sus recursos”, declaró el ministro al canal estatal VTV.

Simultáneamente, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, se reunió con el encargado de negocios de Estados Unidos en Caracas, Lee McClenny, luego de las amenazas proferidas por Trump.

El encuentro se produjo en el marco de una convocatoria hecha por el ministerio de Exteriores de Venezuela al cuerpo diplomático que tiene presencia en el país y que, según el canal estatal VTV, logró reunir a 62 representantes de gobiernos y organismos internacionales para denunciar la “amenaza” de Trump.

“Conversamos con el encargado de negocios de los EE.UU., por supuesto nos dijo ‘no compartimos parte de lo que usted ha dicho’ pero yo le dije: ‘¿qué vía quieren ustedes? ¿La del diálogo? Aquí está nuestra mano. ¿Quieren otra vía? Bueno, estaremos aquí también para defender la patria y para enfrentarlos en cualquier terreno'” contó Arreaza ante periodistas.

Sin embargo, el jefe de la diplomacia venezolana hizo votos para que el Gobierno de Nicolás Maduro pueda “recomponer las relaciones de respeto” no solo con Estados Unidos, sino con todos los países que en los últimos meses han criticado sus decisiones, especialmente la instalación de una plenipotenciaria Asamblea Constituyente.

En tanto, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela aprobó adelantar para octubre las elecciones regionales, que debieron realizarse el fin del año pasado, y planteadas hasta ahora para el 10 de diciembre próximo, para “responder con votos a las amenazas” contra el país, dijo el constituyente Earle Herrera, autor de la iniciativa.

El pasado miércoles la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) acordó, luego de discrepancias y algunas posturas definitivamente opuestas, inscribir candidatos para las elecciones regionales.

“Veo la campaña como una especie de torbellino social, reclamando la comida y una lucha para cambiar al régimen”, expresó Andrés Velázquez, secretario general de La Caura R, en nombre de la coalición, citado por el diario local El Nacional.

Por otra parte “decenas de venezolanos marcharon” desde dos municipios del este de Caracas para protestar por las recientes condenas del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) contra dos alcaldes de la ciudad, contrarios al gobierno de Nicolás Maduro, reportó la agencia Efe.

Los manifestantes partieron desde las localidades de Chacao y El Hatillo, considerados feudos del antichavismo y gobernados hasta la semana pasada por Ramón Muchacho y David Smolansky, respectivamente, ambos condenados a 15 meses de prisión e inhabilitados políticamente por permitir la instalación de barricadas en las protestas de los últimos cuatro meses.

Muchacho y Smolansky no se presentaron ante el máximo tribunal y están siendo buscados por la Justicia venezolana.

Las dos movilizaciones estuvieron marcadas por las pancartas y consignas contra la “dictadura” de Maduro, y se llevaron a cabo sin enfrentamientos con la fuerza pública, lo que permitió la confluencia de ambos grupos en un destino común, la plaza Alfredo Sadel, ubicada en el municipio Baruta.

Para este sábado también están convocadas otras protestas en algunas ciudades del interior, de las que hasta ahora se desconocen más detalles.

La MUD, que convocó más de 100 manifestaciones desde el 1 de abril y logró reunir a cientos de miles de ciudadanos en las calles de Caracas y los 23 estados del país ha visto mermar su poder de convocatoria desde el pasado 30 de julio cuando se votó la ANC, rechazada y considerada fraudulenta por la oposición, reportó Efe.

Artículos Relacionados

Deja un comentario