Inundaciones: Guaminí pedirá un trasvase controlado hacia Epecuén

Funcionarios del municipio de Guaminí adelantaron que en la próxima reunión del Comité de Cuenca -prevista inicialmente para la semana que viene- insistirán ante la Provincia para que se haga un “trasvase controlado” desde las lagunas Las Encadenadas del Oeste hacia Epecuén.

“La laguna Alsina (la más alta de la cuenca) está casi en su nivel máximo histórico y Guaminí está colapsado, mientras que Epecuén (la más baja) está 5 metros abajo. Hay un poder de revancha importante, por lo que necesitamos que haya un criterio de solidaridad en el comité y la Provincia tome la decisión”, sostuvo Marcelo Schwerdt, asesor del municipio de Guaminí en temas hídricos, en declaraciones publicadas en el diario La Nueva de Bahía Blanca.

El profesional dijo que es necesaria una medida “controlada, consensuada y monitoreada por las autoridades”.

“En junio habíamos planteado esta opción y el subsecretario de Infraestructura Hidráulica (Rodrigo Silvosa) nos contestó que la medida era posible e iba a estar sujeta a revisión constante. Eso es lo que vamos a pedir: que se revise la situación de la cuenca con los nuevos niveles que tenemos y se actúe pensando en aliviar a los sectores más críticos”, dijo.

“Más allá de que Adolfo Alsina no quiera agua, hay que entender que Guaminí está saturado y debe haber solidaridad entre distritos. Sabemos en toda la región hay problemas de napas, pero en Epecuén hay una buena capacidad de reserva de agua”, enfatizó.

Schwerdt dijo que los vecinos de Guaminí están cansados de esperar: “Entendemos que los intereses de un distrito van en contra de los de otros, pero aquí estamos cada vez peor. Por eso precisamos que se dejen de lado los intereses particulares y se priorice el interés por salvaguardar a las poblaciones y evitar un desastre”.

Schwerdt sostuvo que un trasvase controlado aliviaría la situación de todo el sistema, pero especialmente de la zona media de la cuenca, conformada por las lagunas Cochicó, Del Monte y Del Venado.

“Para aliviar a Alsina, en cambio, la prioridad es que se recomponga el tapón que se había hecho en el río Sauce Corto y se clausuren los 40 canales clandestinos que denunciamos, el 75% de los cuales está en el partido de Coronel Suárez”, dijo.

El tapón del Sauce Corto fue arrasado por el agua que en los últimos días bajó desde las sierras, tras las lluvias del domingo. Según la Provincia, será reconstruido ni bien baje el nivel del río, lo que se espera para mañana o el lunes.

“Si no ingresa más agua por ahí y el canal aliviador (hacia la cuenca del río Vallimanca-Salado) recompone su funcionamiento, el nivel de Alsina va a bajar”, dijo.

El especialista sostuvo que en los últimos días la laguna venía bajando “uno o dos centímetros por día”.

“El problema fueron los 100 milímetros que cayeron el fin de semana anterior: en cuestión de horas el nivel se recuperó 30 centímetros”, añadió.

Schwerdt puntualizó que hoy Alsina está muy cerca de su nivel máximo histórico de las últimas cuatro décadas, que fue de 110,83 metros sobre el nivel del mar (ocurrió en 1992).

“Hoy está en 110,72 metros; es decir, apenas 11 centímetros abajo”, describió.

“Las napas están altísimas, y la zona norte lo está sufriendo mucho. En localidades cercanas como Bonifacio, Paraje Casey y Garré está todo anegado. Hay caminos vecinales cortados, escuelas rurales cerradas y campos en los que no se puede sembrar o cosechar nada”, añadió.

(Fuente: www.lanueva.com / nota de Juan Ignacio Schwerdt)

Artículos Relacionados

Deja un comentario