«Guaminí está saturado y debe haber solidaridad entre distritos»

El intendente de Guaminí, Néstor Álvarez, instó a los municipios vecinos a tener «un criterio de solidaridad» para realizar las obras que permitan resolver el problema de las inundaciones, de las que la del cementerio, que trascendió en los medios «es solo una imagen».

«La situación es compleja, pero no lo es de hoy porque la inundación en el cementerio tomó relevancia en los medios, ésa solo es una imagen de la problemática que sufre el distrito» dijo el intendente Álvarez.

El jefe comunal manifestó que «a diferencia de otros partidos bonaerenses donde el agua afecta a los campos, en Guaminí la situación se presenta en el casco urbano».

Álvarez explicó que la localidad de Guamíni tiene lagunas naturales como Alsina, Cochicó, del Monte y Venado que, junto a la laguna Epecuén, ubicada en el partido de Adolfo Alsina, conforman la cuenca del sistema de las Encadenadas del Oeste, en la provincia de Buenos Aires.

«Este sistema se nutre no solo de las lluvias de la zona, sino las provenientes de las sierras ubicadas al sudoeste de la provincia de Buenos Aires y que como consecuencia de las abundantes lluvias que afectan la provincia desde principio de año, cuando nuestra media anual era unos 800 milímetros, ya superamos los 1200» aseguró.

«Ante esta problemática se presentan situaciones complejas como las que atraviesa el pueblo Bonifacio que tiene más del 25 por ciento del cementerio inundado y el hospital cercado por la laguna Alsina», explicó y manifestó que el gobierno provincial junto al municipio «ya se encuentran trabajando para reconstituir el canal de desagüe» que aliviará la zona afectada.

En tanto, ante la situación que afecta a todo el distrito, pidió a sus pares comunales «un criterio de solidaridad» y que se haga un «trasvase controlado» desde las lagunas Las Encadenadas del Oeste hacia Epecuén que permita bajar la presión de la cadena de espejos naturales.

«En junio habíamos planteado esta opción y el subsecretario de Infraestructura Hidráulica, Rodrigo Silvosa, nos contestó que la medida era posible e iba a estar sujeta a revisión constante», señaló y adelantó que la alternativa será reiterada en la próxima reunión del Comité de Cuenca, prevista para la próxima semana.

En ese encuentro, también se planteará la revisión de la situación de la cuenca con los nuevos niveles para actuar en alivio a los sectores más críticos.

«Más allá de que Adolfo Alsina no quiera agua, hay que entender que Guaminí está saturado y debe haber solidaridad entre distritos, pedimos que se priorice el interés por salvaguardar a las poblaciones y evitar un desastre», agregó.

Según el intendente, «un trasvase controlado aliviaría la situación del sistema de las Encadenadas del Oeste, pero especialmente de la zona media de la cuenca, conformada por las lagunas Cochicó, Del Monte y Del Venado, donde las napas están altísimas, y en particular la localidades de la zona como Bonifacio, Paraje Casey y Garré donde está todo anegado, caminos vecinales cortados, escuelas rurales cerradas y campos en los que no se puede sembrar o cosechar nada».