La puntana Merlo espera con ansias la primavera

La villa puntana de Merlo presentó sus atractivos turísticos en la ciudad de Buenos Aires de cara a la temporada de primavera, en la que espera colmar sus casi 11.000 plazas hoteleras «con visitantes de todo el país», dijo la secretaria de Turismo y Cultura local, Lucía Miranda.

Miranda habló durante una capacitación a operadores turísticos realizada hoy en la sede de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo de Buenos Aires (Aviabue),

La funcionaria indicó que ante la gran cantidad de visitantes que recibe la Villa de Merlo durante los fines de semana largo, al igual que en las vacaciones de invierno y verano, donde la ocupación alcanza el 80% promedio, se está «ampliando la oferta hotelera, de servicios y paseos», con paseos, cabalgatas, escaladas, tirolesa, y otras actividades de turismo aventura.

Ubicada a 780 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, 189 de la capital de San Luis, y del otro lado de la zona cordobesa de Traslasierra, la villa de Merlo ofrece un marco natural destacado, como el Salto del Tabaquillo y el filo de la Sierra de los Comechingones, con su Mirador del Sol y su posibilidad de llegar a zonas como el Velo de la Novia.

La funcionaria destacó que la ciudad cuenta con «el tercer Microclima del mundo», y ejemplificó que hoy la temperatura ascendía a los 28 cuando «la semana pasada había nevado», por lo que disfrutan de «una gran amplitud térmica».

La ciudad de casi 45.000 habitantes cuenta con 10.920 plazas hoteleras, más campings, en 388 establecimientos habilitados entre los cuales está el único hotel cinco estrellas de la provincia.

La mayoría de los establecimientos se ubica sobre la Avenida del Sol, por la que se puede llegar al Mirador del Sol, tanto de día como de noche para disfrutar de una gran vista panorámica, con el el agregado del milenario Algarrobo Abuelo.

Miranda destacó que la villa cuenta con «una gran repitencia» de visitantes, y que gran parte opta por recorrer la zona en un ciclotur organizado de dos horas de duración, que se realizan dos veces a la semana.

De esta manera los turistas, rodeados de un paisaje de ensueño, pueden llegar en bicicleta al Viejo Molino, a los viñedos Fraternos, o la casa del venerado poeta local Antonio Esteban Aguero, el compositor del tema latinoamericanista La Mazamorra que consagró el cantante santiagueño Peteco Carabajal.

Por otra parte, el empresario local, David Vaéz, destacó el desarrollo » del parque temático Yucat y el parque aéreo Palo Alto, donde se puede disfrutar de un vuelo en tirolesa, cruzar puentes colganes, realizar escaldadas y trepadas».

Agregó que allí también se hace turismo astronómico ya que tienen «un planetario y un mirador al que se puede llegar con visitas guiadas que agregan el irresistible atractivo de que terminan con un brindis luego de contemplar las estrellas».

Otra de las opciones que ofrece la Villa de Merlo es el avistaje de aves, donde se pueden localizar cóndores, águilas y halcones, todo de la mano de los guías del Club de Observadores de Aves encabezado por Raúl Ballas.

En tanto, en noviembre se realizará el III Congreso Argentino de Yoga, ideal momento para los amantes del relax «en un entorno natural de particulares características», según describió la coordinadora comercial del hotel Epic, Karen Koheler.