Vidal pidió “no subestimar al elector”

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, sostuvo que “cada voto cuenta para poder seguir dando la pelea” en la provincia de Buenos Aires, con vistas a las elecciones legislativas del próximo 22, y descartó pronósticos de encuestas, ya que “hoy la gente es dueña de su voto”, por lo que pidió “no subestimar al elector”.

“Solos no vamos a poder, necesitamos ese voto. Cada voto cuenta para poder seguir haciendo cosas, dar la pelea, seguir con las reformas en las guardias, llevar el SAME a toda la provincia”, dijo la gobernadora en una entrevista que brindó este martes al programa “El noticiero de la gente” que emite el canal Telefé.

En ese marco, agregó: “Yo siento que la que elige es la gente. No hay pronósticos de encuestas. La gente elige el mismo domingo, o dos días antes de la elección. No hay que subestimar al elector. Decide la gente y hasta el domingo no se sabe”.

Vidal se mostró distendida y sonriente en el programa que conduce Nicolás Repetto, quien la sometió a un ping- pong de preguntas y respuestas, sobre temas económicos, electorales y corrupción.

“¿Cristina Fernández de Kirchner es rival o enemiga?” preguntó Repetto, a lo que Vidal respondió: “Es una adversaria, no está bueno en política definir a alguien como enemigo, sí es alguien que piensa muy distinto”.

Requerida su opinión ante una foto de un acto multitudinario de la ex presidenta, Vidal dijo: “Veo al que ya pasó, esa forma de hacer política movilizando, pasó; ella misma (en alusión a Cristina Kirchner) hace actos más chicos”.

“La militancia es buena, el problema es el fanatismo, cuando es una obligación un acto, ojalá todos nos involucremos (en política); lo malo es cuando ya no se puede pensar que el que piensa distinto es una buena persona”, remarcó Vidal.

La gobernadora bonaerense evaluó que “seguramente” en el kirchnerismo “hay gente comprometida”, pero consideró que también “hay gente fanática que no puede escuchar”.

Por otra parte, Vidal afirmó que “si hubo una policía corrupta, es que hubo un poder político que lo permitió, que fue cómplice pero eso desde el 10 de diciembre de 2015 cambió”.

“Es una pelea (en alusión a la corrupción policial) que se puede ganar”, aseguró Vidal y sostuvo que “si el poder político no es cómplice, inexorablemente eso va a cambiar”.

Vidal explicó: “A mi me custodia la Policía Metropolitana, que hace muchos años que está con nosotros; otra parte es custodia de la Policía de la Provincia”, y destacó que “hay buenos policías dentro de la policía bonaerense”.

Celebró que también se registre “un cambio en la Justicia” y estimó que “a medida que este cambio avance, va a ir depurándose el Poder Judicial”.

“Creo en algunas personas que trabajan en la Justicia, que demostraron su compromiso. Otras no tienen el mismo compromiso. Hay fiscales que van al frente en operativos contra la droga, entran a barrios donde nunca habían entrado y otros demoran y protegen”, destacó.

Remarcó que durante su gestión renunciaron la procuradora general María del Carmen Falbo, “que estuvo 25 años”, así como el juez César Melazo y el fiscal Julio Novo, una situación que “antes no pasaba; no pasó que jueces involucrados en delitos se tuvieran que ir”.

“Con ese panorama: a medida que avance este cambio, y el poder político no sea cómplice ni mire para otro lado, ni pida favores a los jueces y los dejen hacer su trabajo, el sistema judicial va a cambiar”, confió.

Al ser consultada sobre si la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, debería renunciar por el proceder de la Gendarmería en el caso de la desaparición de Santiago Maldonado, Vidal planteó: “Deben renunciar todos los que estén involucrados en el encubrimiento, si eso se comprueba”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario