Allanaron la casa de un hijo de Lula y el PT denuncia persecución

A partir de una denuncia anónima sobre consumo de drogas, la policía del estado de San Pablo allanó la casa de uno de los hijos del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, en un procedimiento donde no se encontraron estupefacientes y que el ex mandatario, favorito en las encuestas para los comicios de 2018, calificó como “parte de una persecución”.

La policía civil (investigaciones) allanó la vivienda de Marcos Claudio, en Paulinia, una ciudad del interior del estado de San Pablo, a partir de una denuncia anónima que según abogados constitucionalistas no es motivo legal para realizar un procedimiento.

“La operación, a partir de falsa denuncia anónima, fue de una violencia que debe ser explicada por las autoridades. La medida fue abusiva y sin fundamento real. La persecución contra Lula y su familia no tiene límites. Brasil necesita enfrentar el abuso de autoridad”, dijo la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann.

El procedimiento “fue abusivo, además de no haber encontrado sustancias ilícitas”, dijo el abogado de Lula.

Partidos opositores pidieron al gobernador paulista, Geraldo Alckmin, explicar el procedimiento realizado por la policía de investigaciones.

El ex presidente, condenado a 9 años y medio de prisión no efectiva en primera instancia por corrupción en la Operación Lava Jato, denuncia que exista una campaña persecutoria en su contra para intentar inhabilitarlo judicialmente para participar de las elecciones del próximo año.

La encuesta de setiembre de Ibope reveló que Lula lidera todos los escenarios en primera y segunda vuelta.

Artículos Relacionados

Deja un comentario