Brasil: polémica por la entrega de alimento balanceado a familias pobres

El alcalde de San Pablo, Joao Doria (foto), entregará a las familias carecientes un alimento balanceado producido con comida a punto de vencer, decisión que desató polémica y el rechazo de los nutricionistas y expertos en políticas para combatir el hambre.

La decisión forma parte del plan social Alimentos para Todos de la municipalidad San Pablo en acuerdo con la empresa privada Plataforma Sinergia, que informó que el alimento llegará en forma de granulados para la población pobre.

La fabricación de este alimento balanceado responde a un programa de incentivo económico a supermercados y restaurantes para que entreguen sin cargo alimentos con fecha de vencimiento cercana, de modo de evitar el desperdicio, según una nueva ley municipal.

Doria, un empresario millonario que asumió como alcalde en enero, es considerado un “presidenciable” del oficialista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), cuya dirigencia lo enfrentó abiertamente esta semana a raíz de que se ha dedicado a viajar por el país para promocionarse como candidato a la jefatura del estado.

La presidenta de Plataforma Sinergía, Rossana Perrotta, dijo a la cadena Globo que los alimentos “serán procesados con un producto granulado llamado Farinata, con lo cual se tiene un stock de carbohidratos y fibras”.

La acción forma parte de la Política Municipal de Erradicación del Hambre que esta semana lanzó Doria, uno de los principales aliados del presidente brasileño, Michel Temer. El alcalde paulista no descarta ser candidato presidencial en 2018.

Para los especialistas, la situación sobre el alimento balanceado a los más pobres genera rechazo, como es el acaso de la nutricionista de la Universidad del Estado de Rio de Janeiro (UERJ) Ana Carolina Feldenheimer, que además es miembro de la Alianza para la Alimentación Adecuada y Saludable.

“Alimentación no es apenas un nutriente granulado. Es tener alimentos saludables, frescos de buena calidad y y diferenciados. Y no es una salida de la sociedad para alimentar a su población más pobres”, dijo Feldeheimer.

La oposición paulista a Doria apunta la política del alcalde, que redujo los productos saludables de la merienda escolar en las instituciones públicas y también la compra de alimentos orgánicos que se consumen las escuelas.

Daniel Bandoni, de la Universidad Federal de San Pablo, sostuvo que “entregar una ración humana descontexctualiza el acto de comer, que va más allá de los nutrientes”.

Para el nutricionista, los granulados son apenas para cuestiones de emergencia.

La doctora en alimentos de la Universidad de Campinas (Unicamp) Elke Stedefeldt dijo que la política de Doria “es contraria a la iniciativa nacional de alimentación y nutrición”.

Ante la polémica, la Alcaldía emitió un comunicado en el que indicó que su política “está siendo elaborada y será aprobada siguiendo las normas nacionales y en conjunto con los deseos de la población”.

Doria, de orientación política ultraliberal, tiene un nivel de popularidad con tendencia a la baja, según la encuesta de Datafolha.

En este sentido, las estadísticas de la encuestadora marcan que la popularidad del alcalde paulista cayó del 41% al 32%, mientras que apenas 10% respalda su posible renuncia al cargo para tentar suerte en el ámbito nacional.

Alberto Goldman, vicepresidente del PSDB, criticó a su correligionario mediante un video difundido por las redes sociales en el que afirma que San Pablo “no tiene una alcalde y sí un precandidato a la presidencia”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario