Tras las agresiones al presidente Macri, la justicia pampeana abrió una causa

La justicia pampeana inició una investigación “de oficio” a partir de los huevazos que un grupo de manifestantes arrojó contra el auto en el que viajaba el presidente Mauricio Macri en el ingreso a la ciudad de Santa Rosa, donde encabezó este jueves un acto de campaña en el Club El Fortín.

“A partir de lo ocurrido, se comenzó con una investigación de oficio con intervención del fiscal penal Oscar Cazenave y se puso a disposición el material de las cámaras de seguridad de la zona y todos los informes que tenemos registrados y los que podamos hacer”, manifestó a Télam Jorge Blanco, jefe de la Unidad Regional 1 de la Policía de La Pampa.

Blanco agregó que el hecho ocurrió cuando “la comitiva presidencial pasaba por la Rotonda del Avión en el ingreso a la capital pampeana y al ver el auto del presidente, un grupo de individuos que se manifestaban arrojaron algunos elementos sobre el vehículo, que serían huevos”.

El diputado nacional Martín Maquieyra, que encabeza la lista de Cambiemos para las legislativas del 22 de octubre, afirmó que “no compartimos los agravios que sufrió el presidente” y advirtió que “estamos escalando en el nivel de violencia”, recordando que en la última semana él recibió “insultos y amenazas de militantes del PJ” en 25 de Mayo.

“Los pampeanos no somos así, simplemente esto lo hacen algunos molestos, pero la forma es el diálogo”, añadió el legislador.

Por otro lado, el interbloque de diputados nacionales de Cambiemos emitió un comunicado en el que realizó un “llamado a la concordia y paz social”, al repudiar “las agresiones contra el presidente en La Pampa”.

“El auto en el que se trasladaba el jefe de Estado fue atacado con huevazos y abucheado por un reducido grupo de personas, identificadas con sectores del peronismo provincial y con reclamos de comunidades originarias”, resaltó la nota.

Los legisladores rechazaron “este método de reclamo” porque “la violencia no es una forma democrática de peticionar ante las autoridades. En la Argentina de hoy, la sociedad no quiere más violencia política”.

El jefe de Policía de la provincia, Roberto Ayala, señaló que en la Rotonda del Avión, en el acceso sur, “la comitiva se encontró con un grupo de manifestantes que reclamaron por la aparición de Santiago Maldonado, identificados con las consignas de los pueblos originarios, que arrojaron huevos al vehículo presidencial y el dispositivo de seguridad nacional se desvío por un acceso alternativo por la calle Pilcomayo”.

“La Policía pampeana acompañó y brindó respaldo a todo el recorrido con una dotación importante de patrulleros, agentes y motovehículos oficiales, que custodiaron al presidente Macri salvando cualquier riesgo que pudiera correr”, indicó Ayala.

Además, según el jefe policial, la comitiva presidencial también fue interceptada al llegar al Club El Fortin por un grupo de empleados de la Dirección de Vialidad Nacional que reclamaron contra la creación de la sociedad “Corredores Viales S.A.”, pero fueron interceptados por efectivos de la Gendarmería Nacional que custodiaron los alrededores del predio.

Por su parte, el presidente del Pro en La Pampa, Martín Ardohain, dijo a Télam: “Esta era una visita histórica, la visita de un presidente de la Nación que más allá de venir a presidir un acto partidario, es el presidente de la Nación”, y criticó la seguridad policial provincial “porque había dos pequeñas manifestaciones y nos hizo pasar por ambas”.

El dirigente macrista agregó que, desde Nación, con 24 horas de antelación se le pidió al gobierno de La Pampa la seguridad a la provincia y como no hubo respuesta, “se dispuso el operativo con Gendarmería y la Policía Federal.

La diputada provincial por Cambiemos, Josefina Díaz, responsabilizó al gobernador de La Pampa, Carlos Verna, por “las agresiones y hechos de violencia de los que fue víctima el presidente de la Nación a su llegada a Santa Rosa. El gobernador, es el principal responsable de éstos hechos”, enfatizó.

Díaz, consultada por Télam, criticó que “desde hace unos años, cuando llega un funcionario nacional vemos al gobernador teniendo éstas actitudes agresivas que constituyen la peor de las prácticas políticas en la sociedad pampeana”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario