Crean fondo para atender a víctimas de trata de personas

El gobierno de la provincia de Buenos Aires creó el Fondo Rotativo de Abastecimiento, dotado de un millón de pesos para ayudar «de manera inmediata» a víctimas de trata de personas y otros delitos para que reciban tratamientos de recuperación física y emocional, de acuerdo al decreto 500/2017 publicado en el Boletín Oficial bonaerense.

La normativa firmada por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, establece que el fondo se usará «cuando surjan demandas que a criterio de la Dirección Provincial del Centro de Protección de los Derechos de la Víctima o de la Dirección Provincial de Lucha Contra la Trata de Personas, dependientes del Ministerio de Justicia, requieran urgente satisfacción».

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Justicia bonaerense, que «dictará la normativa complementaria y aclaratoria para la aplicación» del Fondo Rotativo de Abastecimiento.

En los fundamentos del decreto se recuerda que la ley 14.453 reconoce la adopción de medidas, de prevención, protección, y asistencia necesarias para garantizar la vigencia de los derechos de las víctimas y posibles víctimas de trata de personas mediante el fortalecimiento de las acciones nacionales, provinciales, municipales, y de la sociedad civil.

«Es política pública de este gobierno provincial -a través del Ministerio de Justicia- la adopción de todas las medidas necesarias para la implementación de acciones, tendientes a brindar asistencia y tratamiento a las víctimas para su recuperación física, psicológica y social», añade.

Plantea que «las respuestas a dichas demandas deben ser ágiles y eficaces, contemplando un marco de excepción al régimen convencional, resultando necesario en consecuencia, un mecanismo administrativo que permita contar con disponibilidad inmediata de fondos económicos».

Sostiene que «en ese contexto, y con la finalidad de cubrir necesidades individuales o grupales de las víctimas y/o su entorno familiar, resulta pertinente otorgar» un millón de pesos «para atender las contingencias, que a criterio de la Dirección Provincial del Centro de Protección de los Derechos de la Víctima o de la Dirección Provincial de Lucha Contra la Trata de Personas, dependientes del Ministerio de Justicia, revistan carácter humanitario y resulten de necesidad y urgencia».

Artículos Relacionados