Opinión: Reforma política

Por Guido Lorenzino (*)

En la provincia de Buenos Aires tenemos un gran desafío que es avanzar en la reforma de nuestro sistema electoral, para esto la dirigencia política tiene que estar a la altura de las circunstancias y trabajar sin especulaciones.

Los ciudadanos reclaman austeridad y eficiencia, como así también ​mayor participación. Es por eso que también se tiene que poner en discusión otros mecanismos de la democracia. Roles de los partidos políticos, financiamiento, autonomía o avanzar en los sistemas semi directos de participación.

Hace décadas que votamos de la misma manera, mientras todo evoluciona pareciera que el sistema electoral quedó detenido en el tiempo, obsoleto. Cuando llega el momento de votar a nuestros representantes resurgen los debates y las polémicas sobre la necesidad de modernizar este sistema.

Como Defensor del Pueblo quiero pedir que avancemos concretamente en ese sentido como una manera de proteger, garantizar y promocionar los derechos de todas las personas que habitan el territorio provincial, y en este contexto trabajar para el fortalecimiento de la democracia.

Es por eso que vamos a convocar a todos los sectores políticos, sociales y tecnológicos a debatir cuál es el mejor ​sistema para la provincia de Buenos Aires. Queremos mayor seguridad electoral ​mayor​ r​a​pidez en el conteo y la ​carga de datos y ​menores costos.

Lo haremos a través de un Ciclo de Debate sobre Reforma Política, un espacio destinado a la​ reflexión,​ amplia, plural y profunda.

​​En este nuevo ámbito se buscará analizar las diversas experiencias teóricas y técnicas que permitan generar los insumos necesarios para un abordaje integral por parte de la Legislatura provincial.

Por eso, es necesario discutir en un primer encuentro los sistemas de votación y los mecanismos de emisión del voto, entendiendo que todos tienen fortalezas y debilidades.

Hay que analizar el voto electrónico, los distintos sistemas de boleta electrónica, boleta única y otras alternativas, como así también evaluar las numerosas experiencias que se han desarrollado en distintas provincias de nuestro país y en la ciudad de Buenos Aires.

La oportunidad servirá para valorar los avances y retrocesos que han llevado adelante otros países en esta materia y las fundamentaciones políticas y tecnológicas que se han expresado después de las mismas.

​Queremos ​ampliar la base de la legitimidad y la participación en democracia. Como Defensor del Pueblo entiendo que las Defensorías tanto nacionales como locales son actores fundamentales para contribuir al consenso y debate sobre la modernización de los procesos electorales.

​Buscamos​ dar pasos firmes en la construcción de consensos sociales e institucionales que fortalezcan el debate legislativo donde deberán sentarse las bases del nuevo sistema, porque sólo con más y mejor democracia podremos desarrollar nuestro sistema político.

(*) Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires

Artículos Relacionados

Deja un comentario