Desaparecido del Nacional, eje de un documental

Estudiantes del Colegio Nacional de La Plata realizan un documental sobre el ex alumno Eduardo José “Dito” Priotti, uno de los casi 100 desaparecidos durante la última dictadura militar que tuvo el tradicional colegio universitario platense, en cuyas aulas cursa actualmente el sobrino nieto de la víctima, Isidro Carpinetti, que impulsó la filmación.

“Eduardo Priotti era mi tío abuelo, hermano de mi abuela, desaparecido durante la última dictadura cívico militar, pero más que reflejar su historia desde su militancia, quería mostrar cómo era él como persona, reflejar su personalidad”, contó Carpinetti.

La idea del documental sobre “Dito” surgió al preparar un corto para el Encuentro Jóvenes y Memoria, que organiza la Comisión Provincial por la Memoria en noviembre, en Chapadmalal.

“Mi tío hizo la secundaria en el Colegio Nacional, estaba estudiando Antropología y militaba en el PRT-ERP cuando fue secuestrado. Pero lo ocurrido después se desconoce. Al parecer, estuvo un tiempo alojado en una comisaría de La Plata desde donde extorsionaban a la familia pidiendo dinero a cambio de mantenerlo con vida, y luego se perdió el registro”, relató el joven.

Carpinetti refirió que el Nacional de La Plata tiene casi 100 desaparecidos, cuyos nombres constan en una placa conmemorativa que hay en el establecimiento ubicado en las calles 1 y 49 de la capital provincial.

Con el objetivo de mostrar la cotidianeidad y la personalidad de “Dito”, Isidro y seis compañeros, más una estudiante de la Escuela de Bellas Artes, comenzaron a entrevistar a familiares y amigos de Priotti.

“Era muy humorístico, aún cuando estaba nervioso”, dice Isidro con cierta admiración hacia ese tío abuelo que resultó ser alguien que amaba hacer chistes, aún en situaciones de peligro; que huía de toda formalidad, y del que sabía poco y nada: sólo que fue secuestrado un 25 de noviembre de 1976, a los 26 años.

El periodista Daniel Cecchini, autor de “La CNU. El terrorismo de Estado antes del golpe”, es uno de los amigos que tuvo “Dito”, a quien acudió Isidro para que participara del documental.

“Con ‘Dito’ fuimos al Colegio Nacional aunque no cursamos el mismo año, porque él era unos años más grande, pero nos conocíamos. Luego fue mi compañero de militancia y es alguien a quien aún extraño y del que no olvido su risa”, recordó Cecchini.

El periodista revivió a un “Dito” “alegre y comprometido, que además de estudiar trabajaba como obrero en una fábrica siderúrgica de la ciudad de Ensenada”.

“Leía marxismo y le gustaban las milanesas; era alguien muy emocional, de mucha sensibilidad con el otro, y eso es algo que también veo en Isidro”, reivindicó.

Artículos Relacionados