Nueva tecnología para determinar el cáncer de mama

Un nuevo sistema para detectar el cáncer de mama en base a tecnología 3D, que permite un diagnóstico “más temprano y exacto porque descubre lesiones más pequeñas y reduce un 40 por ciento el tiempo de exposición a la radiación”, fue presentado en el “Encuentro Científico sobre Actualizaciones en el Diagnóstico de la Patología Mamaria”.

Se trata de la “tomosíntesis” o mamografía 3D, “un moderno sistema que permite examinar el tejido mamario por cada milímetro y ver con precisión las lesiones más pequeñas, además de ser menos invasivo y exponer a un 40 por ciento menos de radiación al paciente”, explicó Ricardo Rojas, director de Diagnóstico Rojas, una institución que cuenta con el primero de estos equipos en el país.

“Es un estudio que comenzó hace años en el mundo y se está empezando a implementar en Argentina. Lo novedoso de esta unidad es que tiene una muy baja dosis radiante y evita la doble exposición: antes se hacía la mamografía digital y después la tomosíntesis, y ahora con este aparato se hace la tomosínstesis y en base a esas imágenes la mamografía sintetizada digital”, agregó Rojas, especialista en diagnóstico por imágenes.

“La imagen es un navegador inteligente que resalta lesiones mínimas y se estudia en monitores de alta resolución”, aseveró Rojas sobre la nueva unidad y aclaró que “limita a una sola vez la compresión mamaria, por lo que se hacen cuatro exposiciones cuando antes se hacían ocho”.

Según la revista “Journal of the American Medical Association” (Jama), una de las más prestigiosas de los Estados Unidos, “ninguna de las tecnologías de imágenes mamarias actualmente disponibles parece tan prometedora o tan factible de implementar a gran escala como la tomosíntesis digital de mama”.

Asimismo la “Food and Drug Administration” (FDA) -la autoridad sanitaria norteamericana- y el “American College of Radiology” consideraron que “la tomosíntesis de mama demostró un impacto positivo en el tamizaje de cáncer de seno, al mejorar la tasa de detección, permitir la visualización de pequeñas lesiones no halladas en 2D (como la distorsión de la arquitectura) y presentar mayor precisión en el tamaño tumoral”.

Así, el equipo posee un detector mamográfico digital directo, imagen de alta resolución y reducción de dosis radiante, “procesos basados en inteligencia artificial que emplea reconstrucción iterativa y permiten obtener, según el espesor de la mama, unos 30 a 70 cortes tomográficos (rebanadas de la anatomía de la mama) con un sólo disparo de rayos X de baja energía”, puntualizó.

Asimismo, el nuevo sistema permite estudiar mejor la mama densa, una condición presente en el 40 por ciento de las mujeres de 40 años o más y que refiere a la cantidad de tejido fibroglandular (glándula y tejido de sostén) en relación al tejido graso (adiposo).

“La antigua mamografía usaba filmes radiográficos, con sus grandes limitantes y falsos positivos, que generaban sobretratamientos, por lo que la tomosíntesis detecta mucha más cantidad de cánceres y con mayor precisión”, destacó el especialista.

El nuevo sistema de diagnóstico ya está funcionando hace tres meses y “es la primera unidad en el país con esa configuración”, enfatizó Rojas, quien agregó que “permite además bajar un 70 por ciento los estudios complementarios y la aceptación del paciente es excelente, porque reduce los tiempos”.

Octubre es el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, que se celebra en todo el mundo y busca aumentar la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos.

Según datos del Ministerio de Salud, en la Argentina se producen 5.600 muertes por año por esa patología, y se estima que se registran unos 19.000 nuevos casos anuales, cifra que representa el 16,8% del total de incidencia de cáncer en el país.

Artículos Relacionados

Deja un comentario