Cornejo es el nuevo titular de la Unión Cívica Radical

El gobernador mendocino, Alfredo Cornejo, fue proclamado este viernes titular del Comité Nacional de la UCR, en reemplazo de José Corral, durante un plenario realizado en la sede partidaria porteña, que resolvió por unanimidad la nueva conformación de la mesa de conducción.

El gobernador jujeño, Gerardo Morales, quedó a cargo de la vicepresidencia primera, y el ex gobernador correntino Ricardo Colombi, de la vicepresidencia segunda.

El ex ministro del Interior de la Alianza Federico Storani, impulsado por los delegados bonaerenses que responden a Ricardo Alfonsín y Juan Manuel Casella, en tanto, consiguió la vicepresidencia tercera.

El tucumano José Cano -que hasta últimas horas del jueves sonaba como seguro sucesor de Corral- ocupará la Secretaría General del Comité Nacional.

La mesa de conducción también está integrada por el porteño Rafael Pascual (aliado a Enrique «Coti» Nosiglia), la senadora por Tucumán Silvia Elías de Pérez, el jujeño Miguel Angel Giubergia y la bonaerense Alejandra Lorda, que responde al vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador.

La elección de las nuevas autoridades se logró sobre un «acuerdo amplio», que incluyó a los «sectores mayoritarios» del partido y se evitó así la disputa en el seno del plenario que reunió a 98 delegados nacionales de todo el país.

«Me llena de orgullo que mis correligionarios me hayan elegido para ocupar tan importante lugar en mi partido», abrió Cornejo su discurso, y reivindicó el «gran gesto» de Storani y de Cano de «deponer sus legitimas ambiciones de presidir el Comité Nacional» en pos de alcanzar la «unidad» partidaria.

El gobernador mendocino, quien admitió su sorpresa por la designación, prometió trabajar para que la UCR tenga «más representatividad y más influencia» de que la tiene actualmente en Cambiemos, y poder discutir los «problemas estructurales de Argentina».

En otro tramo de su discurso, Cornejo le recordó al PRO el peso territorial de su partido, sin el cual -dijo- «Cambiemos no hubiese ganado ni en (las elecciones del) 2015, ni en el 2017», y marcó la cancha hacia el próximo turno electoral, donde los radicales aspiran a sumar gobernaciones, intendencias y una mayor representación legislativa.

El mendocino también envió un mensaje a Mario Negri, presidente del interbloque de Cambiemos en Diputados y jefe de la bancada radical en ese cuerpo, quien mantiene una relación aceitada con la Casa Rosada.

Cornejo pidió a Negri «conversar» la posturas parlamentarias de la UCR, «primero en el partido y luego en Cambiemos», y llamó a no retroceder un milímetro en la defensa de los valores históricos del radicalismo.

Por último, sostuvo que con la conformación de la nueva mesa de conducción el partido puso «toda la carne al asador» para «influir en Cambiemos, pero también en la Argentina del futuro».

Antes de Cornejo, hablaron Angel Rozas, Morales y Storani, quienes pusieron sobre la mesa la nueva etapa de «mayor autonomía» que se propone la UCR como parte de la alianza gobernante y reivindicaron la «cohesión interna» alcanzada en el partido.

Sí dispararon contra la socia de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, por su rechazo público, vía twitter, al DNU con el que -según trascendió- el Gobierno pensaba hacer ley el proyecto de reforma previsional, tras el fracaso de la sesión en Diputados.

«Fue una gran decisión lograr la cohesión», sostuvo el mandatario jujeño, quien valoró la «representación política» de la nueva conducción del Comité Nacional, integrada por radicales con peso territorial y convocó a los radicales a «formar parte de Cambiemos sin lloriquear».

A renglón seguido, Morales disparó contra Carrió: «Hay que dar los debates en el seno del Gobierno, no hacer como algunos socios que salen a sacar ventaja desde afuera», dijo, y pidió «poner el cuerpo» al nuevo Comité Nacional y «no hacer lo de la Convención (Nacional de la UCR) que atrasa», en alusión a las criticas de su titular, Jorge Sappia, al proyecto de reforma laboral propuesto por el Ejecutivo.

Storani (el integrante de la nueva conducción más distante del Gobierno) sostuvo que Cambiemos dista de ser «una verdadera coalición de Gobierno», reclamó «más institucionalidad» en el funcionamiento de la alianza y planteó la necesidad de que el la UCR aporte una «agenda que raspe el ADN de sus valores».

En ese contexto, admitió que «a veces es difícil» congeniar con ciertas expresiones de algunos dirigentes del macrismo, como las que tuvo el actual senador nacional Esteban Bullrich durante la última campaña, cuando reivindicó como logros de la administración de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal la construcción todos los días de «un metro más de asfalto, de una sala» y «de un pibe más que está preso».

Corral dio inicio al encuentro con la exposición de un informe de sus dos años de gestión al frente del Comité Nacional, en los que dijo «hemos tomado las decisiones estratégicas correctas. El radicalismo esta vivo y somos un partido que tiene futuro».

Cornejo iniciará su gestión con la creación de una «comisión de acción política» que trabajará en coordinación con el Comité Nacional en la conformación de las estrategias del partido hacia el 2019.

Ese cuerpo, estará integrada por Nosiglia, los presidentes de los bloques parlamentarios de la UCR; Negri (Diputados) y Luis Naidenoff (Senado); el flamante gobernador de Corrientes,Gustavo Valdés, y el puntano Walter Ceballos.