Preocupación en San Nicolás por la aparición de manchas verdes en el río

Sospechosas manchas verdes en las aguas del río Paraná pusieron en alerta a vecinos, ambientalistas y autoridades de la ciudad de San Nicolás, quienes temen que las mismas sean producto de la contaminación provocada por empresas ubicadas en la zona.

El descubrimiento fue hecho en la mañana de este lunes, cuando vecinos del barrio Química en la zona sur nicoleña tomaron fotografías de manchas de coloración verde fluorescente en las aguas del río.

Ante esto, la asociación civil Protección Ambiental del río Paraná entró en estado de alerta y advirtió sobre el hecho a autoridades municipales y grupos ambientalistas de referencia.

Esta misma ONG ya había denunciado a la empresa Atanor por la supuesta contaminación del recurso hídrico, denuncia que fue el puntapié inicial de una causa judicial todavía en curso.

La aparición de las sospechosas machas sobre la superficie del agua de la costa del Paraná en esa zona cercana a la planta química que opera Atanor, fue ratificada al diario El Norte de San Nicolás por Walter Ibarra, referente de Protección Ambiental del río Paraná.

Alerta y sospecha. El ambientalista indicó que la entidad local cursó también la información a organizaciones internacionales, tales como la Federación Ambiental Internacional, el grupo Stop Contaminación y la entidad interprovincial Conciencia Solidaria.

Ibarra también refirió que puso sobre aviso a las autoridades del área de Inspección y Contralor Ciudadana del municipio de San Nicolás, aviso que de inmediato fue trasladado de modo preventivo a las autoridades de la Planta Potabilizadora de Agua, cuyas tomas del fluido desde el río están distantes sólo a unos 1.700 metros del punto en que aparecieron las extrañas manchas.

Si bien habrá que esperar que se analicen las muestras de agua tomadas, en el intercambio de mensajes entre ambientalistas nicoleños y especialistas, estos últimos hablaron de una situación “alarmante” ante la posibilidad de una presencia de las denominadas cianobacterias, algas de tipo tóxico que suelen proliferar en remansos en que el agua no corre, donde fermentan debido a la baja oxigenación del agua.

“Es desastroso ese color. Es un color que demuestra la presencia de algún químico”, fue la primera respuesta que el grupo ambientalista nicoleño recibió de parte de la ONG Conciencia Solidaria.

 

Artículos Relacionados