La “Noche de las Ideas” llegó a Mar del Plata

La muestra “1968: El Mayo francés” se inauguró en el marplatense Museo de Arte Contemporáneo MAR, en el marco de la Noche de las ideas, y exhibe 48 de los 90 afiches de protesta recuperados en las calles de París tras las revueltas estudiantiles y obreras que, bajo la consigna “La imaginación al poder”, cuestionaban la sociedad de consumo de su época.

Curada por el director creativo de la Biblioteca Nacional de Francia, Thierry Grillet, la exposición podrá verse hasta el 28 de febrero en la planta baja del monumental museo que se levanta frente a la costanera, en avenida Camet y López de Gomara.

Los afiches son réplicas de los que conserva la Biblioteca Nacional de Francia desde 1968, cuando dos jóvenes que trabajaban allí decidieron recorrer las calles de París recuperando lo que pudieran de los cerca de 200 mil panfletos de protesta que se imprimieron durante el mes y medio que estuvo tomada la Escuela de Bellas Artes parisina.

“Nosotros somos el poder” se lee en blanco sobre figuras negras de obreros; “La policía se presenta en Bellas Artes, Bellas Artes se presenta en la calle”, ironiza otro de los afiches, rojo sobre blanco, que muestra un cráneo con un casco y un pincel entre los dientes.

“Hasta la gran movilización del 13 de mayo, que derivó en la huelga general que paralizó a Francia, los que intelectualizaban la rebelión no eran los artistas sino los intelectuales, se hablaba mucho pero se dibujaba poco”, señaló Grillet, sobre los reclamos de libertad y mejor condiciones de vida que desde Francia se extendieron al mundo, llegando a la Argentina.

Desde esa usina, a diario, se decidía en asamblea general qué afiche se haría y luego se imprimían uno 200 ejemplares: “Información libre”, “Los trabajadores ganarán en sus lugares de trabajo”, “La policía te habla todas las noches”, son algunas de las leyendas rescatadas.

“Alrededor de 200 mil panfletos fueron pegados en las calles de París durante el mes y medio que duraron las acciones llevadas adelante de manera colectiva, autogestiva y anónima, sin diferenciación entre estudiantes, profesores, obreros, gente que pasaba por la calle”, resumió el curador.

Artículos Relacionados