Colombia y EE.UU coinciden en la necesidad de “restaurar” la democracia en Venezuela

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, coincidieron en la necesidad de “restaurar la democracia” en Venezuela, al tiempo que valoraron positivamente la lucha que el país andino está haciendo contra el narcotráfico.

Santos y Tillerson, que está de gira por América Latina y el Caribe, se reunieron en la Casa de Nariño, sede del Poder Ejecutivo colombiano, en un encuentro tras el cual el presidente sudamericano urgió a restaurar la democracia en Venezuela, de la que dijo que está sometida por un “régimen dictatorial”.

Santos aseguró delante de Tillerson que “es urgente restaurar el cauce democrático en Venezuela, porque son los ciudadanos los que están sufriendo las consecuencias de una dictadura al garete”.

El presidente colombiano manifestó además que “la aguda crisis” que atraviesa Venezuela es “fruto de la fracasada revolución que abandera el presidente (Nicolás) Maduro” y que “tiene repercusiones enormes para Colombia y para toda la región”, informaron el diario bogotano El Tiempo y la agencia de noticias EFE.

Santos explicó que durante su encuentro con Tillerson le transmitió la preocupación de su Gobierno “por la grave situación que está viviendo el pueblo venezolano”.

Según la última estadística del Gobierno colombiano, unos 550.000 venezolanos se han asentado en el país y unos 37.000 llegan cada día, algunos buscando bienes de primera necesidad y muchos otros para huir de la crisis que viven en su país.

Tillerson coincidió con Santos y aseguró que Colombia será un jugador clave para la restauración de la democracia en Venezuela, por lo que durante su reunión intercambiaron ideas de cómo pueden “trabajar con otros países de la región a través del Grupo de Lima y de la OEA para restaurar la democracia” en la nación petrolera.

Finalmente, explicó que Estados Unidos reconoce que la llegada de venezolanos es “un peso para Colombia”.

Colombia fue la cuarta parada de Tillerson en su gira luego de su paso por México, Argentina y Perú y la más cercana a Venezuela, cuya crisis tiñó un viaje en el que tampoco dudó a la hora de hablar del combate al narcotráfico.

De hecho, la conversación también incluyó la lucha contra los cultivos ilícitos, en la que Santos le explicó al jefe de la diplomacia estadounidense los diferentes programas que tienen en marcha su Gobierno y cómo puede Estados Unidos colaborar con ellos.

Tillerson dijo que recibió “un informe positivo” sobre los avances de esos programas, lo que le hace a su Gobierno sentirse “muy alentado” y mantener los esfuerzos para trabajar conjuntamente.

El viernes último, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con cortar la ayuda financiera a los países que no eviten la entrada de drogas a Estados Unidos, si bien no mencionó a ninguno.

Ante una consulta sobre la posibilidad de que Washington recorte su ayuda a Colombia, Tillerson dijo que los dos países tienen “una relación tan estrecha que pueden hablar de forma muy sincera y franca” y explicó que Santos y Trump tuvieron una conversación reciente acerca de ese tema.

El funcionario estadounidense agregó que el crecimiento de los cultivos de coca en Colombia se debió a los diálogos de paz, si bien explicó que ahora que fructificaron en un acuerdo se revirtió esa tendencia.

Por su parte, Santos indicó que entre “2017 y lo que va del 2018 se han erradicado forzosamente 54.000 hectáreas” sembradas con coca, lo que supone superar la meta fijada, que era de 50.000.

Luego del encuentro, el jefe de estado colombiano recalcó en su cuenta de Twitter que la “agenda bilateral” de su país con Estados Unidos “va mucho más allá de la lucha contra las drogas y la promoción de la seguridad”.

“Seguiremos profundizando esta relación con la administración de @realDonaldTrump, porque más que aliados, Colombia y EE.UU. son naciones amigas”, posteó.

Artículos Relacionados