Secco pasó por Tribunales

El intendente de Ensenada, Mario Secco (FPV), se presentó a declaración indagatoria ante la fiscal penal platense Ana Medina, en el marco de la causa donde se lo acusa por los delitos de “coacción agravada, intimidación pública y entorpecimiento de la labor legislativa” por haber irrumpido en el recinto de la Cámara de Diputados provincial, el 14 de diciembre último.

Secco ingresó solo a los tribunales, y no habló con la prensa.

Según indicaron fuentes de su entorno, el jefe comunal presentó un escrito con su descargo y aportó videos del exterior de la cámara legislativa el día de los hechos en el momento que era saludado por los manifestantes.

También “entregó fotos donde se lo ve con la gente”, indicaron sus voceros, y posteriormente dijo ante la fiscal Medina que “fue invitado por los legisladores a ingresar al recinto”, en el transcurso de un cuarto intermedio, “con el objetivo de preservar su integridad física”, ya que en ese momento en la vereda de la Cámara se producían incidentes.

La causa contra Secco (quien es representado por el abogado Javier Percow) estaba a cargo de los fiscales penales de La Plata Juan Cruz Condomí y Marcelo Romero, pasó a manos de la fiscal Ana Medina, quién, previo a la citación, analizó el material documental, en especial las videofilmaciones que registraron el ingreso de Secco al recinto el día de los incidentes en la Legislatura bonaerense.

La causa se inició el 14 de diciembre último, cuando Secco ingresó en plena sesión de la Cámara de Diputados bonaerense, subió al estrado de la Presidencia y arrojó sobre la mesa del presidente cartuchos de gases lacrimógenos que la Policía habría utilizado minutos antes para dispersar a manifestantes que se oponían al tratamiento de un paquete de leyes enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal.

Entre las leyes votadas esa jornada se destacaba el fin de las jubilaciones de privilegio para funcionarios públicos y las reformas al régimen jubilatorio del Banco Provincia.

Secco fue identificado a partir de videos que registraron el momento en el que entró al recinto a los gritos, junto a un grupo de unas 20 personas, que ahora la Justicia también trata de identificar.

El intendente de Ensenada, luego de los hechos, dijo que no tiene “miedo de ir preso” y acusó al oficialismo de pretender “llevarse puesto a un intendente que ganó con el 60 por ciento de los votos”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario