Abierto de Argentina: triunfos de Schwartzman, Mayer y Zeballos

El tenista Diego Schwartzman mostró mucha solidez y se instaló en los octavos de final del Abierto de Argentina tras imponerse sobre el austríaco Andreas Haider Maurer por 6-4 y 6-3, en una jornada exitosa para los argentinos en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, puesto que también habían ganado sus partidos el correntino Leonardo Mayer y el marplatense Horacio Zeballos.

Schwartzman, ubicado en el puesto 24 del ranking mundial de la ATP, consumó su victoria sobre Haider Maurer (418) en una hora y 23 minutos, ante 5.400 espectadores que colmaron el coqueto estadio ubicado en el barrio porteño de Palermo, que por primera vez en la semana lució el cartel “entradas agotadas”.

El “Peque”, de 25 años y en el mejor momento de su carrera, jugará su próximo partido ante el brasileño Thomaz Bellucci (137), quien ayer le ganó en la ronda inicial al cordobés de Bell Ville Pedro Cachín (276) por 6-2 y 6-1.

El argentino repitió sus actuaciones de 2013, 2016 y 2017 cuando también arribó a octavos de final, aunque en esta ocasión está mucho más maduro y con posibilidades de continuar avanzando en el certamen porteño que repartirá premios por 648.180 dólares.

Schwartzman jugó un primer set muy irregular, demasiado nervioso, al punto de que pasó de dominador con el marcador 2-1 y un quiebre a favor a dominado cuando el austríaco igualó y le sembró algunas dudas.

Sin embargo, el argentino despejó eso interrogantes con inteligencia, ya que ajustó su devolución y así logró otro quiebre (4-3), además de variar muchos sus golpes para tener controlado al austríaco de 30 años que era peligroso de contragolpe.

El “Peque” ganó el set por 6-4 y en el segundo se soltó al punto de que no vaciló ni siquiera cuando las cosas no le salían, sobre todo cuando se apuraba demasiado con la derecha.

Schwartzman logró un quiebre que le permitió adelantarse 3-2 y luego estiró a 4-2, recién ahí soltó su brazo e impactó sus mejores golpes tanto de derecha como de revés, y no pasó sobresaltos hasta que concretó el 6-3 final en una jornada plena para los tenistas argentinos.

“El primer partido nunca es fácil acá en Buenos Aires. Agradezco el apoyo de la gente, me levantó cuando las cosas no me salían y eso me hizo esforzarme más, realmente disfruto mucho jugar acá”, reconoció el “Peque” ni bien terminó el partido.

Previamente, el marplatense Zeballos (66) había avanzado a octavos de final tras superar con una muy buena actuación al italiano Marco Cecchinato (102) por 6-1 y 6-4 en una hora y 12 minutos de juego.

Zeballos, de 32 años, jugará su próximo partido frente al austríaco Dominic Thiem (6), máximo favorito al título y campeón en Buenos Aires en 2016.

Más temprano, el correntino Leonardo Mayer (50) remontó dos veces un marcador adverso y se instaló en los octavos de final merced a un sufrido triunfo sobre el brasileño Rogerio Dutra Silva (105) por 6-7 (4-7), 6-2 y 6-4, en un encuentro que duró dos horas y 22 minutos.

El correntino, de 30 años, jugará su próximo partido ante el italiano Fabio Fognini (22) con la misión de llegar por primera vez a cuartos de final en Buenos Aires, algo que nunca logró al cabo de nueve participaciones.

Las victorias de Schwartzman, Zeballos y Mayer se suman a las que habían conseguido Federico Delbonis y Guido Pella, de manera que el certamen porteño tendrá a cinco argentinos en los octavos de final sobre un total de nueve que ingresaron al cuadro principal, es decir más del cincuenta por ciento.

Los que se marcharon rápido del torneo fueron Nicolás Kicker, Facundo Bagnis, Carlos Berlocq y Pedro Cachín.

Artículos Relacionados

Deja un comentario