Las mujeres latinoamericanas reivindicaron sus derechos en toda la región

Las mujeres latinoamericanas celebraron el Día Internacional de la Mujer con manifestaciones, reivindicaciones políticas y eventos en defensa de sus derechos en una región con los índices de violencia de género más altos del mundo.

Distintas organizaciones sociales se congregaron en la tradicional marcha de Plaza Italia a Los Héroes, en Santiago de Chile, para gritar «Ni Una Menos», entre otras consignas.

Emilia Schneider, coordinadora de la organización, explicó que «el llamado es a interrumpir la cotidianidad de la forma que sea posible, para que todas y todos marchen con nosotras», consignó la agencia de noticias EFE.

A su vez, la presidenta Michelle Bachelet, la única mujer jefe de Estado en Latinoamérica -que entregará el mando el domingo- rindió homenaje a las mujeres que luchan por su dignificación en un acto junto a la actriz transexual Daniela Vega, protagonista de «Una Mujer Fantástica», que ganó el Óscar a la mejor película de habla no inglesa.

El Senado uruguayo inauguró el primer «Centro de Formación para Mujeres Políticas de Uruguay», con el objetivo de potenciar su acceso y consolidación en este ámbito.

No obstante, la Asamblea Intersocial Feminista, integrada por varias organizaciones sociales uruguayas, reclamó al gobierno más presupuesto para desarrollar políticas públicas vinculadas a las cuestiones del género.

En Brasil un grupo de mujeres dio en Sao Paulo el «Toque de Campana por la Igualdad de Género», una iniciativa celebrada simultáneamente en 59 bolsas del mundo para crear conciencia y promover cambios en la participación en el sector financiero.

En Nicaragua, las mujeres salieron a las calles en varios puntos del país para condenar la violencia machista y exigir el respeto de sus derechos.

La marcha principal tuvo lugar en Managua, donde mujeres y familiares de víctimas de femicidios reclamaron justicia por estos crímenes y denunciaron la impunidad existente, además del acoso que sufren a diario las mujeres en el país.

También en Guatemala miles de mujeres marcharon para exigir equidad de derechos, el fin a la violencia machista y recordar a las 41 niñas muertas y 15 heridas en un incendio en un hogar estatal, hace un año exacto.

Consignas como «vivas nos queremos», «la educación es un derecho, no un favor», «no más muertes maternas» y «alto a la violencia machista» se escucharon durante la marcha que comenzó en la Plaza de los Derechos Humanos de la Corte Suprema de Justicia y concluyó en la Plaza de la Constitución, rebautizada como «Plaza de las Niñas» en memoria de la tragedia del pasado día internacional de la mujer.

En Ecuador, un millar de mujeres, la mayoría pertenecientes al Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) se congregaron en Quito en una jornada en la que reclamaron por la defensa de sus derechos y la necesidad de rediscutir las normas patriarcales.

En la manifestación, que se replicó en Guayaquil y otras ciudades del país, la viceministra Rocío Rosero aseguró que las trabajadoras ministeriales decidieron participar de la marcha para conmemorar «la lucha por los derechos de las mujeres, asumiendo el legado de nuestras ancestras porque sabemos de la importancia de prevenir y erradicar la violencia».

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, acompañó el día con el lanzamiento de una campaña destinadaa erradicar el maltrato hacia las mujeres, «Sé tú sin violencia» en un acto celebrado en la ciudad de Guayaquil.

Mientras, en México, las mujeres se congregaron en el Ángel de la Independencia en Ciudad de México, para desterrar la violencia machista en el país, que registra los índices más altos en femicidios.

En Cuba, fuera de las conmemoraciones oficiales del 8 de marzo -volcadas a los denominados «logros» de la Revolución-, diseñadoras y activistas reivindicaron su derecho de hacer lo que les «dé la gana con su cuerpo» en la muestra «Grl Pwr» (Poder Femenino), una exhibición de 15 dibujos feministas «hechos por mujeres para ser tatuados en mujeres».

Centenares de hondureñas exigieron al Estado equidad, frenar la violencia machista y que se haga justicia en el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres.

En Venezuela la ONG Red Naranja realizó una protesta, mientras varias mujeres del oficialismo acudieron a un acto del gobierno.

Diversas instituciones dominicanas reivindicaron la igualdad de derechos y denunciaron la discriminación que sufren las mujeres por cuestión de género.

Las mujeres empleadas de Latinoamérica ganan en promedio un 15 % menos que los hombres, una brecha salarial que se redujo cinco puntos porcentuales entre 2005 y 2015, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En Brasil hubo grandes concentraciones en diversas ciudades, pero destacaron las de San Pablo y Río de Janeiro, donde mujeres de varias organizaciones sociales ocuparon durante dos horas la imprenta del diario O Globo.