“Penar el acoso callejero es darle a las mujeres una herramienta de protección”

La diputada por Cambiemos, Anahí Bilbao, aseguró que el proyecto de ley que presentará en la Legislatura bonaerense para penar el acoso callejero en la provincia de Buenos Aires, con multas de hasta siete mil pesos, pretende ser “una herramienta de defensa y protección para las mujeres”.

La iniciativa que presentará formalmente junto al vicegobernador Daniel Salvador; la subsecretaria de Género y Diversidad Sexual, Agustina Ayllón; y diputados y senadores del oficialismo, pretende convertir cualquier acción de acoso callejero en una contravención pasible de multas.

La norma fue trabajada a partir de una propuesta de la Secretaria de Genero de la Juventud Radical bonaerense y busca modificar el Código de Faltas bonaerense.

En la propuesta se establece que se entiende por “acoso callejero” toda conducta o acción física o verbal, de naturaleza o connotación sexual, basada en el género, identidad y/u orientación sexual, realizada por una o más personas en contra de otra u otras que no desean o rechazan esas conductas.

De aprobarse, la ley será aplicable en espacios de uso público y privados de acceso público, y entenderá que el acoso sexual callejero puede manifestarse a través de conductas que sean de connotación sexual como actos verbales que resulten humillantes u ofensivos; fotografías o grabaciones no consentidas; persecuciones y arrinconamiento; abordajes intimidantes, exhibicionismos o masturbación.

A quienes incurran en este tipo de prácticas y sean denunciados se les impondrán multas equivalentes a entre el 20 y el 40% del haber mensual de un agente de la Policía Bonaerense; es decir, entre 3.500 y 7.000 pesos según los valores actuales.

En declaraciones formuladas a Télam, Bilbao explicó que “llegó el momento de decir ‘basta’, encontrar herramientas para las que mujeres puedan transitar libremente por la calle” y analizó que “hay piropos agresivos, que hacen sentir mal a la mujer y que tienen connotación sexual”.

“Por eso, con este proyecto queremos que las mujeres cuenten con alguna herramienta para poder actuar y defenderse cuando sufren problemas en la calle, cuando las hacen sentir mal o les dicen cosas humillantes”, detalló.

“Ahora, si a una mujer le dicen una guarangada en la calle, podrá ir a la comisaria de la mujer a denunciarlo y actuará la Justicia como en cualquier episodio de violencia de género”, apuntó la legisladora y añadió que “los jueces determinarán las multas en base a las consecuencias que el acoso tuvo para la víctima”.

El proyecto también comprende la realización de campañas de difusión “a fin de concientizar y hacer visible la problemática en la sociedad”.

Un estudio realizado por la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires reporta que ocho de cada 10 mujeres fueron víctimas de acoso sexual callejero, de las cuales el 97% no denunció el agravio.

En la Argentina, la Ley 5.742 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es un antecedente legislativo a esta iniciativa, convirtiéndose así en la primera jurisdicción del país en sancionar una ley sobre acoso sexual callejero.

La Cámara de Diputados de la Nación trabaja actualmente en un proyecto de ley por el cual se tipifica al acoso callejero como delito contra la integridad sexual en el Código Penal, que ya fue aprobado en el Senado por unanimidad el 30 de noviembre pasado.

Artículos Relacionados