Traslasierra, nuevo parque nacional

El Parque Nacional (PN) Traslasierra, que ocupa 105 mil hectáreas en los departamentos de Pocho y Minas de la provincia de Córdoba, fue creado mediante la sanción del proyecto respectivo en el Senado de la Nación, y es el 34º del país y el segundo en territorio cordobés.

Las tierras que pasan a manos de la Administración de Parques Nacionales (APN) correspondían a la Estancia Pinas, en el noroeste de la provincia, sobre el límite con La Rioja.

El Parque comprende una porción de las ecorregiones de Chaco Árido y de Chaco Serrano, que se encuentran entre las menos conocidas y en un serio estado de fragilidad.

Uno de los objetivos centrales será su protección y la de la biodiversidad que albergan, conformada por 229 especies de aves, 35 de mamíferos y 30 de reptiles, varias de ellas en riesgo de extinción.

También se apunta a acercar el turismo a atractivos en estado casi natural y preservar su patrimonio histórico, ya que en el predio hay vestigios de la cultura de los comechingones.

La Estancia Pinas también encierra la historia de su propietario, el político y periodista Lisandro de la Torre, y la de caudillos de la zona que pasaron por ella, como Facundo Quiroga, el Chacho Peñaloza y Juan Bautista Bustos.

Tras el suicidio del senador Lisandro de la Torre, la estancia se remató y fue adquirida por el hacendado Juan Feliciano Manubens Calvet, quien falleció a principio de la década de 1980 sin descendencia comprobada.

El terreno pasó a la provincia de Córdoba que, a fines del año pasado decidió cederla a la APN para que la convirtiera en un santuario de animales.

El predio resulta estratégico para el turismo y la conservación de la naturaleza, ya que es clave para conformar el Corredor Biogeográfico del Chaco Árido por estar cerca del Parque Provincial Chancaní de 5.000 hectáreas y de la Reserva de Uso Múltiple Salinas Grandes, de 196.000.

Además tiene un papel protagónico en el Corredor de Conservación y Turismo del Norte de Córdoba, junto con el futuro PN Ansenuza y el PN Quebrada del Condorito, un área protegida ya posicionada y reconocida por los ecoturistas.