Emotiva despedida de “Sandro, la serie”

“Sandro de América, la serie” dirigida por Israel Adrián Caetano, el programa de mayor audiencia del año se despidió este martes por la noche con una emisión especial desde un colmado Gran Rex, con la presencia de los actores que encarnaron al popular cantautor: Agustín Sullivan, Marco Antonio Caponi y Antonio Grimau quienes vieron el capítulo final junto al público en una velada signada por la emoción.

Un piano de cola y un sillón rojo, custodiados por rosas del mismo tono dominaron el escenario del teatro durante el envío conducido con calidez por Leandro “Chino Leunis” que se diferenció de otros envíos finales de programas populares de Telefe realizó en el mismo espacio.

La velada se desarrolló desde una contenida sensibilidad del público liderado por las “nenas”, fieles seguidoras del artista, alejada de los estallidos en gritos que suelen acompañar a estos programas.

La carga simbólica de los 40 recitales que el cantante enfermo logró concretar entre el 16 de octubre de 1998 y el 28 de febrero de 1999 para más de 130.000 espectadores en ese mismo Gran Rex, una despedida en vida de su público, se evidenció esta vez, potenciada por las imágenes finales del capítulo donde sonó la frase: “Quiero volver al Gran Rex, sé que me están esperando” de labios de un Sandro al borde la muerte encarnado por Grimau.

“Vinimos con mis dos hijos (8 y 10 años) y mi marido desde Tortuguitas porque nos enganchamos todos con el programa, aunque siempre la fanática en casa había sido yo que pude venir con mi tía a uno de aquellos recitales que El Gitano hizo acá, es muy fuerte volver en familia y que él nos mire desde algún lugar”, admitió Silvia, empleada administrativa, quien lucía la misma vincha de papel que los chicos, todas con la inscripción Sandro en brillantes letras de imprenta.

Las remeras estampadas con la cara o fotos del ídolo vistieron a varias “nenas” quienes estuvieron en los alrededores del teatro desde la tarde, ya que muchas de ellas participaron de algunos de los capítulos y tenían reservadas ubicaciones estratégicas en la sala y fueron las destinatarias de las rosas arrojadas desde el escenario por los protagonistas.

Esa tribu de leales seguidoras, muchas de ellas ingresaron casi a último momento a la sala, como apuradas novias a una ceremonia religiosa, se encendieron especialmente cuando el talentoso Sullivan, quien interpretó al músico en su juventud pujante, visiblemente feliz por la repercusión de su trabajo subió la temperatura con sus bailes.

Caponi, a cargo de interpretar a Sandro en su etapa más oscura, cantó “Así” junto al piano y fue muy aplaudido como sucedió con Grimau, protagonista de la última etapa del cantante recitó uno de sus versos del Gitano y con Olga Garaventa, su viuda.

Los actores Isabel Macedo, Jorge Suárez, Luis Machín, Muriel Santa Ana, Marina Bellati y Paula Ransenberg. fueron de la partida, con las grandes ausencias de Lali Espósito y Eugenia “China” Suárez.

El envío producido por The Magic Eye y General Video, con el apoyo de Incaa para Telefe se emitió como tira diaria en el prime time, un recurso capaz de potenciar la calidad del material y encender el rating de la televisión abierta en tiempos de streaming, envíos a demanda y atracones de series.

Su fuerte presencia en las redes sociales, ese vínculo pasional con los televidentes, se extendió hasta en la última emisión: las críticas por la presencia del grupo “Miranda” para interpretar dos de los temas más recordados ” Rosa Rosa” y “Dame fuego”, en híbridas versiones, no se hicieron esperar.

El saludo final del elenco sobre el escenario bajo una lluvia de pétalos de rosas culminó la velada del programa más visto del año que ya antes de aterrizar en la pantalla local fue vendido a Canal 13 de Chile y a la cadena Caracol de Colombia.

Artículos Relacionados