Japón busca un frente común con EEUU anti Corea del Norte

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, viajará a Estados Unidos entre el 17 y el 20 de abril para tratar con el presidente norteamericano, Donald Trump, su política común con respecto a Corea del Norte, antes de las cumbres previstas entre Pyongyang y Seúl y Washington.

Durante la visita oficial de dos días a Florida -donde se encuentra la residencia privada de Trump-, Abe le planteará al presidente estadounidense la necesidad de mantener las presiones sobre Corea del Norte para forzar así su desnuclearización, según detalló en una reunión con su partido.

«El diálogo por el diálogo no tiene sentido. Tenemos que mantener la máxima presión para que Corea del Norte tome acciones concretas y acabe con su desarrollo nuclear», afirmó Abe en su intervención, recogida por los medios locales.

La cumbre entre Japón y Estados Unidos tendrá también en su agenda la cuestión de los japoneses secuestrados por Corea del Norte hace más de 40 años, asunto por el que Trump ha mostrado interés en más de una ocasión.

El Gobierno japonés aspira a que Trump este inste al líder norcoreano, Kim Jong-un, a su liberación, indicaron fuentes diplomáticas citadas por la agencia española de noticias EFE.

Entre 1977 y 1983, Corea del Norte secuestró al menos a 17 japoneses -9 mujeres y 8 hombres-, según cifras oficiales del Gobierno de Japón, para que actuaran como profesores de idioma y cultura japonesa para los espías norcoreanos, muchos de los cuales todavía no han regresado.

Trump fue el primer mandatario estadounidense en referirse a este problema durante una intervención en la Asamblea General de la ONU, después de quedar «conmovido» con el relato de familiares de los secuestrados que visitaron Washington.

El mandatario estadounidense también aprovechó su visita a Japón en noviembre de 2017 para volver a reunirse con ellos.

El viaje de Abe a Florida se producirá tan sólo una semana antes de la reunión entre ambas Coreas el próximo 27 de abril y de la cumbre entre Washington y Pyongyang, que se celebrará hacia finales de mayo, un momento de distensión histórica en la región.

En la visita, Abe también pedirá a Trump que exima a Japón de los nuevos aranceles que la primera economía mundial impondrá sobre las importaciones de acero y aluminio -con un 25 y un 10 por ciento respectivamente-, confirmó hoy en una rueda de prensa el ministro portavoz de Japón, Yoshihide Suga.