La barra de Estudiantes de La Plata expulsada de las canchas

El titular de la Aprevide, Juan Manuel Lugones, resolvió que integrantes de la primera línea de la barra brava de Estudiantes tenga prohibido el acceso a los estadios, además de entrenamientos, lugares de concentración del plantel o reuniones de comisión directiva del club.

Esta decisión, avalada por el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, involucra a los líderes actuales de la facción, los hermanos Miguel e Iván Tobar, a su predecesor en esa posición, Adrián Sosio, y a otros cinco barrabravas: Gastón Maksut, Mariano Silva, Sebastián Custodio Rodríguez, Franco Demichelli y Luis Alberto García.

La medida es preventiva y tiene vigencia hasta tanto no se expida en forma definitiva la UFIyJ número 3, el Juzgado de Garantías interviniente y el Juzgado Correccional número2, a cargo de Gisela Lemes, del Departamento Judicial de Quilmes.

“Seguimos el mandato de la gobernadora, María Eugenia Vidal, de luchar contra las mafias en el fútbol. Este es un nuevo paso que damos”, afirmó Lugones.

En toda la gestión, iniciada en diciembre de 2015, ya hay más de 600 barras de Racing, Independiente, River, Gimnasia LP, Tigre, Banfield, Lanús, Temperley, Almirante Brown, y Los Andes, entre otros, a los que se les dictó la prohibición de concurrencia a las canchas.

En el caso de los barras de Estudiantes, habían sido detenidos en la previa al partido que su equipo perdió como local en el estadio de Quilmes por 1 a 0 ante Santos de Brasil, el 5 de abril, pasado por la fase de Grupos de la Copa Libertadores de América.

 

Artículos Relacionados