Colón, parada obligada sobre el río Uruguay

La música y el vino se combinan en Colón y se expanden por el corredor turístico del río Uruguay, mediante el ciclo Música en la Bodega que organiza esa ciudad entrerriana, una de las principales productoras vitivinícolas de la provincia, cuando comienza la temporada baja de turismo.

La propuesta brindará conciertos acústicos de gran nivel con géneros como tango, música de cámara, jazz, folclore y bossa nova, que comenzarán el 5 de mayo con un nuevo movimiento de los visitantes atraídos por la propuesta.

El lugar elegido es la bodega Vulliez-Sermet, en la entrada de la ciudad, sobre la ruta 14 y a 15 cuadras del centro, donde abrieron un espacio para los conciertos sobre la cava en la que producen al menos tres tintos y un blanco seco, dijo Gervasio Ledesma, uno de organizadores del ciclo.

La ciudad de 23.000 habitantes cuenta con 2.600 plazas hoteleras más otras 17.000 de cabañas y campings, por lo que estas actividades promueven de otra manera el turismo con un producto como es la actividad vitivinícola.

El lugar de los conciertos tiene capacidad para 120 personas, por lo que se genera allí un marco ideal para los propósitos artísticos de este proyecto en un clima concurrido pero que no deja nunca de ser intimista.

Como es habitual, luego del concierto se degustarán delicias regionales preparadas por la Asociación Hotelera y Gastronómica de Colón, acompañados de los vinos de ese establecimiento.

Música en la Bodega nació en 2015 de la mano de dos músicos colonenses, Juan Pablo Marcó y Gervasio Manuel Ledesma, quienes apostaron a ampliar la propuesta turístico cultural de esta región.

A partir de las 21:30, comenzará el primer concierto de la temporada 2018, con una propuesta musical de Bossa Nova a cargo de Cecilia Arellano en voz y Sebastián Pérez en guitarra de 7 cuerdas.

“Eu te amo, perfume de Bossa”, es un espectáculo deslumbrante de producción e interpretación del repertorio que explotó en la década del 30´ en Brasil pero ahora lo hará Cecilia Arellano, quien estudió canto en el Instituto de Artes de la Universidad de Sao Pablo, por lo que se encuentra fuertemente enraizada en el universo sonoro de Brasil.

Perez es compositor, arreglador y miembro fundador del Club de Choro de Buenos Aires por lo que la velada promete ser inolvidable para todos los amantes de la buena música especialmente el Bossa Nova, la música de las favelas cariocas.

Música en la Bodega destina un gran porcentaje de las entradas a la sede Colonense de la Liga Argentina de Lucha Contra El Cáncer, una institución que trabaja para vencer esa enfermedad a través de la educación, la detección temprana y la prevención.

El ciclo además es un un proyecto de mecenazgo que se realiza con las entradas y su objetivo es estimular a jóvenes con intereses artísticos y musicales para que, junto a un acompañante, vayan a presenciar algunas de las fechas programadas en la cuarta edición del ciclo.

Música en la bodega, un ciclo que conjuga altruismo y buen gusto, ofrece excelentes espectáculos musicales en el marco inmejorable de tranquilidad de una de las regiones más bellas de Entre Ríos.

La producción vitivinícola de Entre Ríos renació con los cambios en la legislación de ese producto, que permitieron volver a producir vinos fuera de la región de Cuyo o en las provincias cordilleranas.

Ledesma detalló que “el salón es un entrepiso de una casona antigua donde se instaló un piano, justo sobre la cava, donde se elaboran cuatro variedades, tres tintos y un blanco seco entre los que han obtenido varios premios en el país”.

“Los viñedos -completó- se pueden visitar de 11 a 13, con visitas guidas que se realizan de lunes a domingo luego de cual se pueden conocer las cabañas del lugar o participar de una degustación en los salones”.

Artículos Relacionados