Una reunión de consejeros escolares fue lanzamiento en la pelea por la intendencia de Avellaneda

Los intendentes de los partidos bonaerenses de Quilmes, Martiniano Molina, y de Lanús, Néstor Grindetti, subrayaron que el vecino distrito de «Avellaneda también necesita un cambio», al respaldar a la senadora nacional Gladys González, que en 2019 peleará la intendencia.

Los jefes comunales de Cambiemos participaron de un encuentro de consejeros escolares y docentes de la Tercera Sección Electoral del que también participó el ministro de Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny.

«Queremos a los chicos en las aulas y que no se vayan porque llueven o porque no tienen baños, como nos pasó en varias escuelas donde el intendente anterior de Quilmes usaba el fondo educativo para contratar comparsas para festivales, cosa que nos dolió mucho porque lo hacía en nuestras narices. Sin embargo, hoy llegó el cambio a muchos lugares como Lanús, como Quilmes, y sé que va a pasar también acá en Avellaneda», destacó Molina.

En ese sentido, el chef y dirigente del PRO destacó el rol de Gladys González, que en 2019 buscará pelear por la Intendencia de Avellaneda frente al actual jefe comunal kirchnerista, Jorge Ferraresi.

«Gladys está haciendo un trabajo enorme en este distrito.

Avellaneda también necesita un cambio porque no toleramos más la soberbia, no queremos más la violencia ni la mentira», añadió.

Por su parte, Grindetti remarcó que «la educación es la clave para transformar la realidad y el futuro de los chicos» y afirmó que en su distrito está impulsado «reformas profundas y estructurales con el apoyo de la gobernadora María Eugenia Vidal».

En tanto, la senadora nacional concluyó: «En nuestras escuelas nos ponen carteles contra nuestra gobernadora usando la mentira, porque Avellaneda recibe 119 millones del fondo educativo que se destinan a las obras de infraestructura de las escuelas y a otros programas de insumos, muebles, y programas que tienen las cooperadoras».