¿Un impuesto para los que corren en Mar del Plata?

Un proyecto de ordenanza presentado en Mar del Plata propone cobrar una tasa a los grupos de corredores que utilicen los espacios públicos de la ciudad, iniciativa que fue rechazada por los deportistas y vecinos que integran esos equipos, que se multiplicaron en los últimos años.

La propuesta fue presentada en el Concejo Deliberante por el edil del PRO Guillermo Volponi, y busca establecer “medidas de seguridad y control para las prácticas de deportes rentadas al aire libre y el cuidado de los espacios públicos”.

La iniciativa propone crear dos registros: para los grupos de entrenamiento físico y para personal trainers que desarrollen sus actividades en la costa o en los parques y plazas de la ciudad.

Esos registros quedarían bajo la órbita del Ente Municipal de Deporte, y la inscripción sería una “condición indispensable para el desarrollo de la actividad”.

Entre los requisitos exigidos, el inciso “e” del artículo 4 propone el pago de una tasa en concepto de “derecho a los juegos permitidos”, que debería ser abonado por “todo grupo de personas que con periodicidad practique una disciplina deportiva al aire libre bajo la coordinación de un entrenador, preparador físico, profesor de educación física, instructor o cualquier persona que se atribuya el conocimiento y demuestre idoneidad”.

Aunque en el proyecto no queda claro cuál sería el valor de esa tasa, la difusión de la iniciativa despertó el rechazo de los corredores.

“Me preocupa que no hayan consultado a los líderes de los grupos más grandes, y que en lugar de pensar en baños públicos o servicios para miles de corredores de la ciudad y turistas se les ocurra poner una tasa por usar el espacio público”, dijo  Leonardo Malgor, entrenador de la Asociación Internacional de Federaciones Atléticas.

El preparador de atletas olímpicos como Mariano Mastromarino y Marita Peralta y líder de uno de los grupos de running con mayor cantidad de aficionados de la ciudad aseguró que “eso no sucede en ningún lugar del mundo”.

Otros requisitos del proyecto son “acreditar título habilitante para ejercer la actividad, tanto del responsable como de sus colaboradores”, y demostrar “conocimientos en primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar mediante certificado emitido por autoridad competente, así como contratación de un servicio médico ambulatorio”.

La iniciativa impone además que cada entrenador lleve un “listado actualizado de los asistentes, en el que conste fecha de la realización de los estudios habilitantes para la práctica deportiva”.

Los grupos que no cumplan con la normativa podrían recibir multas de entre 7.000 y 21.000 pesos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario