Rusia apura a Apple

Rusia le exigió a Apple que deje de distribuir en ese país la aplicación Telegram desde su tienda virtual (App Store), la cual correría el riesgo de ser bloqueada si la empresa estadounidense no cumple con el pedido, informó Roskomnadzor, el regulador ruso de las comunicaciones.

A través de una carta, el organismo también le pidió al gigante tecnológico que impida el envío de los avisos de la App Store a los usuarios rusos de Telegram.

Roskomnadzor aclaró que si la multinacional estadounidense no cumple con su exigencia, se expondrá a acciones para impedir el funcionamiento de su tienda virtual de aplicaciones.

“Para evitar posibles acciones de Roskomnadzor para impedir el funcionamiento de los servicios indicados (AppStore), le pedimos informarnos a la mayor brevedad posible sobre las acciones que emprenderá la compañía para resolver los problemas existentes”, señala el texto citado Roskomnadzor

por la agencia EFE.

La justicia rusa bloqueó Telegram el pasado mes de abril por negarse a facilitar a los servicios de inteligencia locales las claves para descifrar los mensajes de sus usuarios.

Poco después, Roskomnadzor desplegó una amplia campaña para bloquear todos los servidores en los que Telegram se amparó para continuar con su funcionamiento en territorio ruso.

El creador de la aplicación, el ruso Pavel Dúrov, puso en marcha una contraofensiva para eludir el bloqueo con medios que no precisan de la intervención de los usuarios, para lo cual contrató direcciones IP en las nubes de Google y Amazon.

Además, las tiendas online de Google y Apple mantienen en su oferta la aplicación de Telegram.

El conflicto entre Roskomnadzor y Telegram afectó a millones de usuarios y a decenas de grandes compañías de internet, como Google, Apple y Amazon, en las primeras semanas en las que el regulador ruso intentó bloquear el servicio de mensajería.

Pero pese a todos sus esfuerzos, el servicio funciona en Rusia a pleno rendimiento.

Facebook también está en el punto de mira de Moscú, que advirtió a la compañía estadounidense que podría restringir el acceso a la red social si ésta no cumple con algunas exigencias legales antes de que termine este año.

Roskomnadzor le exige que traslade a Rusia los servidores con las bases de datos de los internautas rusos y que elimine algunas informaciones “prohibidas” en este país.

Artículos Relacionados