El Mercosur exhortó a Maduro a habilitar el “acceso humanitario” en Venezuela

Los presidentes y vicepresidentes reunidos en la Cumbre del Mercosur en Asunción, Paraguay, entre ellos la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, expresaron su preocupación por la “crisis humanitaria y migratoria” de Venezuela e instaron al presidente Nicolás Maduro a habilitar el “acceso de ayuda humanitaria para paliar” la situación en ese país

Asimismo, condenaron los hechos de violencia registrados en Nicaragua me instaron a su gobierno a retomar el diálogo nacional” para consensuar una “solución pacífica a la grave crisis”.

Sobre Venezuela, los mandatarios señalaron que, “considerando el crecimiento de los flujos migratorios de venezolanos, que buscan nuevas oportunidades en la región ante el deterioro de las condiciones de vida en su pais”, es necesario “coordinar esfuerzos a fin de dar respuestas integrales en materia migratoria y de refugio, de forma consistente con la dignidad y la preservación de los derechos fundamentales de los migrantes”.

Exhortaron al gobierno de Maduro a “coordinar con la comunidad internacional” el “establecimiento de canales para el acceso de ayuda humanitaria para paliar la crisis social y migratoria que vive el país” y alentaron a “establecer un sistema para el intercambio de información epidemiológica con los países de la región”, informó la cancillería argentina, replicando el comunicado regional.

Los países del Mercosur “reiteran su voluntad y compromiso de apoyar y acompañar al hermano pueblo venezolano en los esfuerzos que demande la mitigación de la crisis migratoria, humanitaria y social, que atraviesa actualmente”, informó la Cancillería.

En otro orden, expresaron su preocupación por los hechos de violencia acontecidos en Nicaragua desde el 18 de abril y condenaron “todo tipo de violencia”, además de alentar a su Gobierno a “retomar el diálogo nacional coordinado por la Conferencia Episcopal, con el objetivo de consensuar una solución pacífica a la grave crisis y apoyar los esfuerzos de cooperación a nivel de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para la investigación y esclarecimiento de los hechos de violencia”.

Asimismo, subrayaron la importancia de fomentar la paz, restablecer el clima de convivencia pacífica, respetar la institucionalidad democrática y garantizar el derecho de la ciudadanía a manifestarse y expresaron su solidaridad con los familiares de las víctimas.

Así lo suscribieron los presidentes de Brasil, Michel Temer; de Paraguay, Horacio Cartés; de Uruguay, Tabaré Vázquez, así como la vicepresidenta Michetti, representantes de los Estados partes del Mercosur y el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, que se encuentra en proceso de adhesión al bloque regional.

Durante su alocución, Michetti hizo referencia al Fondo Monetario Internacional (FMI), la globalización, Venezuela, Nicaragua y acuerdos de asociación entre el Mercosur y la Unión Europea.

“Hace poco más de dos años y medio emprendimos en la Argentina un camino de transformación. Propusimos a nuestros conciudadanos un profundo cambio cultural, que se expresó en la forma de organizar nuestra economía, una renovación en la manera de hacer política y un nuevo enfoque en nuestra manera de relacionarnos con el mundo”, dijo.

“Propusimos dejar atrás reduccionismos económicos, recuperar el funcionamiento de las instituciones republicanas y cumplir nuestro mandato constitucional de construir lazos con todas las naciones de la Tierra”, sostuvo la vicepresidenta, para luego señalar que “los argentinos aprendimos que las soluciones a los desafíos que enfrentamos no pueden abordarse anclados en el pasado”.

Sobre el acuerdo con el FMI, sostuvo que en Argentina “estamos abocados a la tarea de construir sobre bases sólidas, que nos permitan proyectar hacia el futuro y pensando en ello es que decidimos recurrir al FMI para prevenir cualquier posible situación de crisis y asegurar éxito del plan que tenemos con los menores costos posibles para todos los argentinos, especialmente los más vulnerables”.

“Valoramos el fuerte respaldo que recibimos para dicha decisión por parte de la comunidad internacional”, apuntó.

Según Michetti, las “soluciones que el populismo impuso en la Argentina sólo provocaron un espejismo insustentable en el tiempo” y los “efectos de la globalización sólo pueden ser enfrentados liberando sus fuerzas positivas” y que “en el escenario actual esto es más válido que nunca”.

“Por ello, es fundamental el desarrollo de global de la economía, acompañada de la educación para los trabajos del futuro y el crecimiento del comercio, en un mundo cada vez más integrado, con propuestas emanadas del consenso y del sustento que brinda el multilateralismo” añadió.

También reiteró el deseo argentino de ingresar a la OCDE, al señalar el objetivo es “internalizar reglas de funcionamiento eficaces que nos aseguren una Argentina con los mejores estándares de gobernanza de política y económica, un país más confiable, transparente y con reglas de juego claras”,

En tanto, destacó al Mercosur como plataforma de inserción internacional: “Para nosotros es muy claro: el Mercosur debe, imperativamente, contribuir a nuestra inserción en la economía global; ser un impulsor de nuestra mayor participación en los flujos de comercio y de inversiones internacionales, pieza central de nuestro programa de desarrollo”.

Los mandatarios destacaron los “esfuerzos” en el ámbito de las negociaciones con la Unión Europea para la suscripción de un acuerdo de asociación, demostrando “su compromiso y voluntad integracionista en cada etapa del proceso, especialmente desde octubre de 2016, oportunidad en que ambos bloques decidieron intercambiar ofertas de acceso a mercados”.

Artículos Relacionados