La Corte bonaerense, preocupada por los salarios

La Suprema Corte de Justicia bonaerense le transmitió «su preocupación» a la gestión de María Eugenia Vidal por la situación salarial de los magistrados y trabajadores del Poder Judicial provincial.

«Es necesario poner de relieve que una política salarial adecuada no puede desvincularse ni ignorar las previsiones ni los efectos de la inflación que como es público y notorio este año ha de ser mayor a la pauta inicial retributiva del 15%», dijo el máximo tribunal provincial.

A través de una acordada, la Suprema Corte transmitió «la preocupación por una situación salarial que desconoce la garantía de intangibilidad de las remuneraciones de los magistrados».

El pronunciamiento de los ministros transita una semana después de la demanda de la Corte Suprema de Justicia de la Nación por mayor presupuesto, a riesgo de que esa presunta carencia de recursos pueda provocar una «parálisis de las actividades».

La acordada fue firmada por los ministros del máximo tribunal y también por el Procurador Julio Conte Grand.

«El Tribunal ha manifestado su preocupación por una situación salarial que desconoce la garantía de la intangibilidad de las remuneraciones de los magistrados y el derecho a la justa retribución de funcionarios y agentes», dice el texto.

La Suprema Corte sostiene también que es consciente de las «dificultades» que afrontan las finanzas de la Provincia y tiene en cuenta que, pese a lo avanzado del año, las negociaciones paritarias del sector de los agentes judiciales no han concluido.

«Pero, sin embargo, estima necesario poner de relieve, como principio general, que una política salarial adecuada no puede desvincularse, ni ignorar las previsiones o los efectos, de la inflación, que, como es de público y notorio, este año ha de ser mayor a la pauta inicial retributiva del 15%».

Por otra parte, la Suprema Corte indica que los ingresos de quienes trabajan en el Poder Judicial de la Provincia son menores a los que perciben los miembros de la justicia nacional y federal.

«Se ha configurado una brecha relevante entre ambos que, en promedio, para todas las categorías, es mayor al 40% y que, en el caso de los jueces, supera con holgura ese porcentaje», señala el máximo tribunal bonaerense.