Francia-Bélgica, una gran semifinal con promesa de muchos goles

Sólo un partido, el fijado en el estadio de San Petersburgo este martes, separan a Francia del reencuentro con la historia y a Bélgica de convertirse en un equipo de leyenda. La apuesta es más que considerable para dos selecciones que han sobrevivido al devenir de Rusia 2018 y que han llegado hasta la frontera de la final. No es una situación nueva para ninguna. Pero sí formidable para las dos por poco habitual.

Francia está a un paso de situarse en la tercera final de un mundial. Una la ganó, en 1998, como anfitrión. La otra la perdió, en Alemania 2006 contra Italia.

Bélgica disputará una semifinal de un Campeonato del Mundo por segunda vez. No tuvo éxito en la anterior, en México 1986, cuando fue superada por Argentina. Han pasado treinta y dos años para que Bélgica se reencuentre con una situación similar y aborde el asalto a un lugar desconocido. Una final por un título mundial.

Afronta como una ocasión única la selección belga la disposición en la que se encuentra. En manos de una de las mejores generaciones de su historia, en plena madurez, asume con convicción el reto. Mucho ha tenido que ver en ello el técnico, el español Roberto Martínez, capaz de armonizar el talento y plagar de confianza a un magnífico grupo lastrado por las últimas decepciones.

Bélgica transitó por la primera fase con autoridad. Como el conjunto más goleador del torneo, liderado en este aspecto por Romelu Lukaku. Ataviado por un sistema de juego ofensivo pasó por encima de Panamá, Túnez y también de Inglaterra. Tres partidos y tres victorias.

La selección francesa afronta con optimismo su partido de semifinales contra Bélgica. ‘Les bleus’ han sido el equipo más sólido del campeonato y los triunfos contra dos selecciones de gran caché como Argentina y Uruguay en los cruces les solidifican aún más en su candidatura.

La Francia que dirige Didier Deschamps ha sabido, tras una fase de grupos irregular en el juego aunque intachable en los resultados (victorias ante Australia y Perú, empate contra Dinamarca), adecuar sus condiciones a lo que cada partido requería en función del rival.

Artículos Relacionados

Deja un comentario