Citan a indagatoria a Cristina Fernández

Una ola de detenciones de ex funcionarios y empresarios, y un llamado a indagatoria a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, le pusieron color a la agenda política justo en un momento de máxima tensión política por las denuncias de presunto de lavado de gran parte de las principales figuras de Cambiemos. Lo primero se da en el marco de una causa que investiga presunta corrupción y pago de coimas en la concesión de obras publicas.

El juez federal Claudio Bonadio citó a prestar declaración indagatoria a Cristina de Kirchner para el próximo 13 de agosto en el marco de una causa por la que se produjeron detenciones de ex funcionarios y empresarios. 

Roberto Baratta, ex número dos de Julio De Vido como secretario de Coordinación y Gestión en el ministerio de Planificación Federal, fue detenido por orden del juez Claudio Bonadio por una causa en la que está investigado por transportar bolsos con dinero para pago de coimas a empresas contratistas de obra pública.

La investigación se inició por una denuncia de la ex esposa del ex chofer de Baratta, Oscar Bernardo Centeno, quien fue aprehendido el martes por la tarde. En 2017, la denunciante aseguró haber visto a Centeno repartiendo bolsos con dinero, que provendrían de una red de coimas.

Se produjeron más de 30 allanamientos en distintos puntos de la Capital y la provincia de Buenos Aires y son al menos 11 los detenidos, entre ellos los empresarios Gerardo Ferreyra y Jorge Neira, directivos de la empresa Electroingeniería; Javier Sánchez Caballero, de la firma IECSA y mano derecha del presidente Mauricio Macri en la actividad privada; Armando Losón, presidente del Grupo Albanesi; y Carlos Mundín, dueño de la firma BTU.

También fueron apresados el ex presidente de ENARSA Walter Fagyas; Rafael Llorens, ex funcionario de Planificación; Nelson Lasarte, ex secretario de Baratta; y Hugo Larraburu, ex subsecretario de Legales del ministerio.