La hora del veredicto en el jury al juez Luis Arias

Tras el pedido de destitución realizado por el Procurador General bonaerense Julio Conte Grand, el jurado de enjuiciamiento se reúne este miércoles desde el mediodía para comenzar con al análisis de los planteos de la acusación y la defensa del juez Luis Arias, del fueron Contencioso Administrativo de La Plata.

La mayoría de las acusaciones al juez son por cuestiones administrativas. Pero los más polémicos, son por sus peleas con fiscales y jueces de Garantías de La Plata por intentar frenar desalojos en las localidades de Abasto y Gorina.

También por su actuación en la investigación por la cifra de muertos tras la inundación del 2 de abril de 2013 en La Plata y la colaboración de la ciudadana, Soledad Escobar (para quien se pidió una investigación por «falso testimonio»), durante el derrotero de la única causa que tiene sentencia firme y arribó a una cifra estimada de fallecidos por el aguacero que arrasó a la capital bonaerense.

Conte Grand, fiscal del juicio, acusó al juez Arias de: Incompetencia o negligencia demostrada en el ejercicio de sus funciones; El incumplimiento de los deberes inherentes al cargo; Comisión de graves irregularidades en los procedimientos a su cargo o en los que hubiere intervenido; intervención activa en política; y “toda otra acción u omisión que implique defección de la buena conducta que exige la Constitución para el desempeño de la magistratura”, todas figuras contempladas en al artículo 21 de la ley de enjuiciamiento de magistrados (Ley 13661).

Al describir la pelea entre Arias y jueces de Garantías, Conte Grand consideró que el acusado “avasalló el ámbito de la jurisdicción de otros magistrados, violó la manda del juez natural”.

También recordó que Arias es inquirido en el fuero Penal de La Plata por “abuso de autoridad”, causa que está en manos del fiscal Marcelo Romero, quien aguarda el resultado del juicio político para poder avanzar con su investigación.

Por su parte, la defensa de Arias rechazó todos los cargos e insistió en la idea que es un juez que sufre persecución política por haber rechazado los tarifazos en provincia de Buenos Aires.

El magistrado resaltó que no tiene “denuncias de personas particulares, ni de abogados” y recordó que “los abogados nos eligen el mejor juzgado del fuero durante cinco años consecutivos. No hay cuestiones patrimoniales, ni acusaciones de beneficiar a una parte en detrimento de otra. Nada de eso. Pretenden enjuiciarme por el contenido de las sentencias, todas favorables a sectores vulnerables”.