Corte de la Haya: Chile no está obligado a sentarse a negociar una salida al mar para Bolivia

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazó este lunes, por 12 votos a favor y 3 en contra, que Chile esté obligado jurídicamente a entablar negociaciones con Bolivia para que este país obtenga un acceso soberano al océano Pacífico.

Por la misma diferencia de votos, los jueces decidieron rechazar los argumentos de Bolivia, que había pedido que se declarase que Chile había incumplido en el pasado esa obligación de negociar, indicaron agencias internacionales de noticias.

La CIJ concluyó que las notas, actas y diferentes declaraciones entre ambos países a lo largo del siglo XX y principios del XXI implican que hubo una intención de negociar por parte de Chile, pero ello no significa que ese país haya adquirido una obligación jurídica.

De este modo, el tribunal dio la razón a los chilenos, dado que rechazó la tesis de Bolivia acerca de que todas esas declaraciones fuesen acumulativas, apuntó la agencia EFE.

Asimismo, desestimó el argumento de La Paz de que los diferentes contactos entre las partes le habrían generado “expectaciones legítimas”, pues éstas sólo deben ser consideradas en “laudos arbitrales entre un inversor privado y un Estado”, pero no en un juicio entre Estados.

En este sentido, apuntó que las diferentes resoluciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) conminando a ambos países a sentarse a negociar “no constituyen una base legal para establecer una obligación a negociar”, con lo que rechazó otro de los argumentos de Bolivia.

No obstante, los magistrados agregaron en sus conclusiones generales que la decisión tomada hoy “no debe impedir que las partes continúen su diálogo e intercambios en un espíritu de buena vecindad”.

Dicho diálogo abordaría “los asuntos relacionados con el enclaustramiento de Bolivia”, una solución para la cual “ambos han reconocido que es un asunto de interés mutuo, puntualiza el fallo de la CIJ.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo en La Haya, tras el fallo, que su país “nunca va a renunciar” a su aspiración a acceder al océano Pacífico debido a “su enclaustramiento”, y valoró de forma positiva que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) haya “invocado” a Chile a continuar con el diálogo.

En la decisión del tribunal, dijo Morales, “no hay una obligación de negociar, pero hay una invocación a seguir continuando con el diálogo”, algo que interesa “no solamente a estos dos países”, sino a “la región”.

En tanto, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó que la Corte de La Haya “ha hecho justicia” al rechazar la demanda marítima de Bolivia y tendió una mano al gobierno de Evo Morales para colaborar y dialogar en los temas de interés bilateral.

“Chile nunca ha tenido, tampoco tiene, ni ha incumplido ninguna obligación en materia de derecho internacional”, dijo Piñera en una declaración en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.

Piñera agregó que la demanda boliviana “nunca tuvo ningún sustento” y acusó a Morales de haber creado “falsas expectativas” a su pueblo.

Por su parte, el canciller peruano, Néstor Popolizio, reiteró hoy que para el gobierno de Perú la disputa entre Bolivia y Chile por la mediterraneidad boliviana “es un asunto estrictamente bilateral”.

Bolivia se quedó sin acceso al Pacífico al perder frente a Chile una guerra a fines del siglo XIX, a la que concurrió en alianza con Perú, que también cedió parte de su territorio.

El Gobierno peruano pactó hace casi dos años facilitar el acceso boliviano al océano Pacífico mediante proyectos de integración que incluyen un tren bioceánico, que conectaría los puertos de Ilo (Perú) y Santos (Brasil) con La Paz.

Además, Bolivia y Perú suscribieron en 2010 un protocolo para facilitar el acceso de Bolivia al Pacífico a través del puerto sureño de Ilo, con la posibilidad de realizar actividades industriales, comerciales y turísticas, que está pendiente de ratificación en el Congreso peruano.

Artículos Relacionados