El cigarrillo electrónico, para los jóvenes

Los jóvenes menores de 24 años son los principales consumidores de cigarrillos electrónicos, afirmó Daniel Buljubasich, presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), quien participó recientemente del 1er Foro Internacional sobre Cigarrillo Electrónico, que se realizó en la ciudad de Buenos Aires.

El foro, que formó parte del 46° Congreso Argentino de Medicina Respiratoria en Puerto Madero, reunió a líderes de la AAMR, la Asociación Latinoamericana de Tórax (ALAT), las sociedades Respiratoria Europea (ERS), Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y Mexicana de Neumonología y Cirugía de Tórax (SMNyCT), entre otros referentes mundiales.

El cigarrillo electrónico, también conocido como vaporizador o vapeador, consta de un recipiente en forma de cigarrillo o similar, una batería interior para generar calor y una carga con una solución líquida que al calentarse produce un vapor que vehiculiza diferentes sustancias para ser inhaladas (vapear).

La solución líquida está compuesta por nicotina, saborizantes y otros productos químicos, que al calentarse no sólo generan aerosoles de nicotina sino también otros productos químicos que resultan tóxicos y carcinógenos para la salud.

“En Argentina la venta de cigarrillo electrónico está prohibida, pero es de público conocimiento que se comercializa de todas formas. Además, estamos en un país donde no se ha ratificado el convenio marco y no hemos logrado que sea una política pública de salud”, reconoció Buljubasich.

El Convenio Marco de Control de Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), vigente desde febrero de 2005, es el primer Tratado Internacional de Salud Pública que establece un paquete de medidas para controlar la epidemia de tabaquismo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario