Una dieta para comer lo que engorda, pero adelgaza

Lo último en dietas para adelgazar es la keto o cetogénica. Es una dieta ideal para los que no quieren sacrificios: se puede comer todo lo que engorda. Permite perder kilos en poco tiempo a base de comer alimentos de los que “engordan” y dejar de lado los que “adelgazan”.

La proporción diaria de nutrientes para lograr el efecto deseado debería ser un 75% de grasas, un 20% de proteínas y un 5% de carbohidratos (entre 20 y 50 gr diarios).

Es claramente lo contrario de lo que aconsejan las dietas sanas, como la mediterránea, por ejemplo. Pero está comprobado que hace adelgazar mucho más y más rápido que las bajas en calorías. Según diversos estudios hasta 2,2 veces más y mejorando, además, los niveles de colesterol bueno y triglicéridos.

En esencia, la dieta keto se trata de que el organismo deje prácticamente de producir la glucosa que proporciona energía y que procede de los hidratos de carbono. Al hacerlo, el organismo busca el combustible que necesita para funcionar en la grasa acumulada. Esta empieza a descomponerse en unas moléculas denominadas cetonas, que produce el hígado, y que son las que dan nombre al proceso, denominado cetosis.

Esto puede tardar entre dos y cuatro días a comenzar desde que se adopta el nuevo régimen alimenticio. Se produce a base de alimentos grasos y proteínas principalmente. Pero tras varios días, o semanas siguiéndolo (depende de cada persona), el cuerpo y el cerebro se vuelven muy eficaces en la tarea de quemar las grasas y convertirlas en cetonas para dar energía al cerebro.

En concreto, lo que se recomienda para la dieta keto, es comer es alimentos grasos como huevos, pollo y pavo, pescados azules y salmón, carne de ternera y cerdo, embutidos, yogur, leche, quesos,
frutos secos, aceite de oliva o de coco, brócoli, tomates y pimientos.

Por el contrario hay que evitar el pan y sus derivados de confitería, los dulces, el azúcar, las gaseosas, las pastas, el arroz, los cereales, las papas, el maíz.

Se evitan también la mayor parte de vegetales, la calabaza, las legumbres; las frutas cítricas, uvas, bananas y ananá y salsas hechas a base de hidratos, como la mayonesa o la mostaza. Tampoco hay que beber cerveza ni combinados a base de refrescos edulcorados.

Artículos Relacionados

Deja un comentario