Campaña provincial de donación de sangre

Cuatro hermanos de 9 de Julio que viven en La Plata cuentan por qué donan desde los 18 años. El Día Nacional del Donante recuerda la primera transfusión con sangre anticoagulada, un invento argentino del médico Luis Agote que cambió la historia mundial de la donación de la hemoterapia.

En la previa del Día Nacional del Donante de Sangre, que se celebra este viernes, cuatro hermanos nacidos en 9 de Julio que viven y estudian en La Plata se sumaron a la consigna que difundió el Instituto Nacional de Hemoterapia para esta celebración: “Hacelo con ellos”. Con esta frase buscan motivar a los donantes para que sumen a un amigo o a un familiar a la donación habitual.

El objetivo es que cada vez más personas hagan su aporte esta acción solidaria e indispensable para que el sistema de salud funcione. “Lo más frecuente es que la gente venga a donar por otro y no con otro. Por lo general, responden al pedido de un familiar o amigo que lo necesita, es lo que se conoce como donante de reposición”, explica Sebastiana Azzaro, directora del Instituto que depende del ministerio de Salud bonaerense.

Azzaro explica que “nuestra búsqueda es generar conciencia y donantes habituales para que se done en forma regular y que siempre haya stock de sangre disponible”.

Para los hermanos Piccinini donar es una costumbre de familia. Ayer se acercaron juntos al Instituto de Hemoterapia para hacer su aporte solidario una vez más. Entre los cuatro, Luca (24), Matías (22) y los mellizos Federico y Nicolás (20) ya dieron sangre por lo menos una docena de veces.

Los cuatro hermanos que vinieron a estudiar ingeniaría y medicina a La Plata, aprendieron de sus padres el hábito de “hacer el bien sin mirar a quién”: “Ellos donan sangre desde que nosotros éramos chicos, lo hacían cada vez que se organizaba una colecta en 9 de Julio, incluso participaban de la organización”, cuentan los Piccinini. Eso sí, aclaran que sus padres nunca les pidieron que donen, “lo hacemos porque queremos, lo vimos en ellos pero nunca nos pidieron que lo hagamos”.

Insisten, a su vez, en alentar a otros a sumarse a las donaciones porque “en muy poco tiempo podés hacer algo muy valioso por otra persona que está enferma, incluso, podés hasta salvarles la vida”.

El Instituto Provincial de Hemoterapia ofrecerá este viernes, de 7 a 15, un desayuno especial a quienes se acerquen a donar en el Día Nacional del Donante.

La fecha fue elegida en homenaje a la primera transfusión de sangre anticoagulada hecha por primera vez en el país y en el mundo el 9 de noviembre de 1914, gracias al descubrimiento del médico argentino Luis Agote, quien encontró en el citrato de sodio la sustancia necesaria para conservar la sangre sin coágulos.

Además, entre las 8.30 y las 13, los interesados en donar o informarse podrán acercarse a a la unidad móvil que Instituto de Hemoterapia instalará en la Plaza Moreno, justo en el centro de la capital provincial. Participarán promotores de la donación y alumnos de escuelas de la ciudad que ya se sumaron a las colectas de sangre.

A los festejos en esa plaza se sumará el CUCAIBA, para que quienes lo deseen manifiesten su decisión de inscribirse en el Registro Nacional de Donantes de Médula Ósea del INCUCAI. La inscripción en ese registro es también un acto solidario, voluntario y altruista, que ofrece una oportunidad a los pacientes que necesitaban un trasplante de médula y no tienen donante compatible en su familia.

Para poder donar sangre es necesario tener entre 16 y 65 años, pesar más de 50 kilos, sentirse bien de salud y llevar su DNI. No hace falta estar en ayunas. Para más información ingresar al Facebook Sangre Circulando.

Artículos Relacionados

Deja un comentario