“Quiero que llegue a los oídos del pueblo”

El músico argentino Andrés Calamaro consideró que luego de editar su reciente disco “Cargar la suerte”, el álbum “dejar de ser nuestro, abandonamos el barco” y que lo que le importa es que “los escuchen los oídos del pueblo, pero también los de mis pares en la música”.

En un reportaje concedido a la agencia Télam, Calamaro charló sobre su rol de músico popular:

– T: ¿Por qué decidió trabajar con Gustavo Borner?
– A.C.: Habíamos grabado juntos el Unplugged de los Tigres del Norte. Hace un año nos encontramos en Las Vegas… Quedamos amigos y quedamos en grabar juntos. Un año después tenemos un disco en la calle. Gustavo es un artista en el estudio de grabaciones, mayormente dedicado el cine de bandas sonoras. Este es nuestro mejor disco.

– T: ¿Está bien que un artista sea “egoísta” al escribir sus canciones y su obra? ¿Es decir que solo piense en las canciones que le gustan y no en lo que le puede llegar a gustar al público?
– A.C.: Sí, está bien. Pero el disco “deja de ser nuestro” cuando abandonamos el barco. A mí me importa que lo escuchen los oídos del pueblo, pero también los de mis pares en la música. Ahora el disco busca orejas que honren la existencia… del disco. Ahora nuestro privilegio es encontrar oídos dispuestos a escuchar el disco y los vamos a agradecer.

– T: ¿”Falso LV” también habla de los nuevos tilingos, de la nueva Miami?
– A.C.: Falso Luis Vuitton también contempla cierta “izquierda aparente”… estética. Brotes de izquierda en España que mezclan la doctrina con la defensa radical de los “derechos humanos de las especies animales”, el veganismo galopante… Cosas que tampoco representan a las reivindicaciones históricas de la izquierda. En un “plano doméstico” esta canción se encuentra en un lugar imaginario entre La Salada y Miami….

– T: ¿Piensa salir de gira con este disco?
– AC: No tengo escapatoria. Cualquier día voy a rendirme a la evidencia. Tenemos fecha para ensayar… y la espero con aparente calma, tratando de poner la mente en blanco.

– T: Le resultan insoportable las esperas en los aeropuertos durante las giras? En el documental biográfico de Gustavo Cerati, sus compañeros de banda contaban que era lo que más le molestaba. ¿Cómo las toma Usted?
– A.C.: No tanto como insoportables, aquí estoy después de cientos de viajes y esperas. Soy de personalidad ansiosa e insomne. Gustavo era un artista con temple, supongo que esperaba el momento de cantar con tranquilidad. A mí la responsabilidad me supera, por momentos… Le debemos mucho al público que paga por escucharnos… Me cuesta dormir en los aviones, ¡me cuesta dormir en mi casa un día cualquiera! Pero estamos haciendo giras desde hace 35 años… Siempre se puede intentar con la próxima gira.

 

Artículos Relacionados