Una menor de 17 años detenida por la muerte del periodista Martín Licata

Una adolescente de 17 años y de nacionalidad paraguaya fue detenida en la localidad bonaerense de Bernal como sospechosa de ser la mujer que ingresó a un albergue transitorio del barrio porteño de Flores con el periodista Martín Licata, quien fue encontrado muerto en la habitación, y que luego se retiró sola del hotel alojamiento, informaron fuentes judiciales y policiales.

La detención se produjo luego de una investigación encabezada por el fiscal a cargo de la causa, Marcelo Roma, de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 3 porteña, y por detectives de la División Homicidios y Cibercrimen de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Fuentes judiciales señalaron que por lo que se desprende de la investigación, la adolescente de 17 años es la chica que ingresó con Licata (27) al hotel alojamiento Obssesion y que luego se retiró sola con la excusa de que el joven periodista se estaba duchando.

Para los investigadores, la chica fue un “contacto ocasional” de la víctima.

Según informaron fuentes policiales, a través del análisis de las cámaras de seguridad ubicadas en cercanías del albergue transitorio se pudo observar a una chica corriendo a gran velocidad, con características físicas similares a la descripción realizada por el conserje acerca de la joven que había abandonado el hotel.

A su vez, con otra cámara se obtuvieron imágenes que mostraban claramente los rasgos y la indumentaria de la mujer, y otra más alejada captó el momento en que ella caminaba de la mano con Licata hacia el hotel alojamiento.

En tanto, los investigadores también detectaron que el smartphone del periodista, que no había sido hallado en la habitación, fue utilizado en Flores y en localidades del sur del conurbano.

Luego fueron realizadas entrevistas con allegados a la víctima y se utilizaron técnicas de análisis tecnológico moderno sobre redes sociales, lo que permitió identificar a la chica de las imágenes.

A raíz de todas las pruebas recolectadas y mediante exhorto con el Juzgado de Garantías 3 del Departamento Judicial de Quilmes, los policías porteños realizaron un allanamiento en dicha localidad del sur del conurbano y detuvieron a la adolescente de nacionalidad paraguaya y secuestraron zapatillas, pantalones y una campera de cuero.

Las fuentes señalaron a Télam que al tratarse de una menor de edad, la causa pasará mañana a la Justicia de menores.

En tanto, el fiscal Roma instruía la investigación por tratarse de un caso con autor NN y trabajaba también en el caso el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 29, a cargo de Carina Rodríguez, quien en las próximas horas se declarará incompetente.

El cadáver del periodista fue hallado el sábado 18 de noviembre por la tarde luego de que a las 13.30 la chica que había ingresado con él ese día a las 11.30 se retiró sola del hotel.

Según fuentes judiciales, la joven le comentó a la empleada de la conserjería que su pareja se había quedado en la habitación duchándose y ella se retiraba.

Cuando los empleados del albergue fueron a revisar la habitación, encontraron muerto al joven sobre la cama y entre sus pertenencias no se halló ningún tipo de documentación, razón por la cual no había podido ser identificado.

La víctima se encontraba maniatada con medias y con signos de haber sido ahorcada en un aparente juego sexual.

Es que, según detallaron las fuentes consultadas, el joven estaba estrangulado con su propio calzoncillo, que apareció enrollado al cuello y sujetado a un palo de madera a modo de torniquete.

“La autopsia confirmó como causa de muerte una asfixia mecánica por compresión”, afirmó a Télam una fuente judicial.

El cuerpo fue trasladado a la morgue judicial porteña, donde estuvo como NN hasta que el miércoles 21 de noviembre fue identificado como el periodista Licata, primero por un reconocimiento de su madre y luego por un cotejo positivo de huellas dactilares.

Licata, quien escribía con el seudónimo de Martín D’Amico en la revista Hegemonía y en el portal Kontrainfo y cursaba el CBC para entrar a la carrera de Filosofía en la UBA, era buscado desde ese sábado, cuando había sido visto por última vez por la mañana en el barrio porteño de Floresta.

Artículos Relacionados

Deja un comentario