Vidal pide por los teatros

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, envió una carta al intendente de la ciudad de Mar del Plata, Carlos Arroyo, para pedirle que «se abstenga» de aplicar una tasa en concepto de publicidad y propaganda a los teatros locales, luego de que distintos productores expresaran su preocupación por el anuncio de esta medida.

«Tengo el agrado de dirigirme a usted para expresarle mi preocupación por la situación generada a partir de la modificación de la Ordenanza Fiscal Impositiva vigente, que deja sin efecto la exención a los teatros de la ciudad de Mar del Plata del pago de la Tasa por Publicidad y Propaganda», señaló Vidal en su misiva, que llegó al despacho del jefe comunal.

La gobernadora consideró que «la mencionada modificación normativa atenta contra el buen funcionamiento turístico y económico de la ciudad», y que su implementación «a mitad de la temporada, afecta a promoción de la industria del espectáculo y genera incertidumbre» en el sector.

Por esa razón, solicitó a Arroyo que «se abstenga de implementar medidas que atenten contra el normal desarrollo de la actividad teatral y arbitre los medios para mantener la situación tributaria que el sector teatral ha tenido históricamente».

El texto destaca el «profundo trabajo intersectorial» realizado por el gobierno provincial de cara a la temporada, «buscando generar nuevos puestos de trabajo y fomentando la actividad turística y cultural».

En ese sentido, la mandataria provincial aseguró además que «la industria teatral cumple un lugar central en el desarrollo económico de la ciudad, es una significativa fuente de empleo de manera directa y de forma indirecta sobre muchos otros vinculados».

La Municipalidad había comunicado el martes último a las salas de teatro que deberían abonar este concepto, lo que despertó críticas por parte de productores teatrales.

La medida y su rechazo tienen como antecedente otro proyecto del gobierno de Arroyo, en este caso en el inicio de la temporada 2018, que buscaba dejar sin efecto las exenciones vigentes para el pago de tasas como la de Servicios Urbanos (TSU), por Habilitación de Comerios e Industrias y por Publicidad y Propaganda.

Tras el rechazo masivo expresado en aquella oportunidad por empresarios y referentes del sector, y también por la propia gobernadora, el gobierno marplatense dio marcha atrás con la iniciativa.

Artículos Relacionados