¿La ceremonia de los Oscar sin conducción?

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood está considerando celebrar la entrega de los Oscar 2019, que se realizará el domingo 24 de febrero en el Dolby Theatre, de Los Angeles, sin conducción, ya que el anunciado maestro de ceremonias, Kevin Hart, renunció a raíz de sus polémicos dichos en las redes sociales.

«He tomado la decisión de renunciar a conducir la ceremonia de los Oscar; no quiero ser una distracción en una noche que debería ser una celebración para tantos increíbles y talentosos artistas», explicó el comediante en Twitter, según Variety, la publicación especializada.

Hart se disculpó por sus dichos en el pasado; sin embargo, antes, en Instagram, se lamentaba por el hecho y porque no le perdonaban lo que sucedió entre 2009 y 2011.

Uno de los comentarios que salió a relucir tras el anuncio fue el que hizo durante un show de hace nueve años: “Uno de mis mayores temores es que mi hijo crezca y se haga gay», le dijo al público.

«Pido disculpas por haber lastimado a muchas personas; estoy evolucionando y continuaré en este camino; mi objetivo es unir a las personas y no dividirlas. Mucho amor y respeto para la Academia. Espero que nos podamos reencontrar», añadió Hart en un segundo mensaje.

Por esa razón, los organizadores evalúan ahora la posibilidad de convocar a varias luminarias y famosos para que anuncien las pausas comerciales, reveló una fuente cercana al encuentro; la Academia teme, al mismo tiempo, contratar a algún otro anfitrión que resulte ser controvertido.

Artículos Relacionados