La Trova Rosarina, al Colón

Silvina Garré quien junto a sus compañeros de la Trova Rosarina -varios de quienes instauraron un repertorio nuevo para la música argentina desde los 80- concretará la segunda fecha del reencuentro el próximo domingo en el Teatro Colón en el marco del Festival Únicos, confesó que esa presentación “implica un sueño y un momento único”.

“Cantar en uno de los teatros más hermosos y con la mejor acústica, junto a mis compañeros rosarinos y acompañados por una orquesta sinfónica será una experiencia inolvidable”, arriesgó Garré.

La cantante y autora comparte este encuentro con Juan Carlos Baglietto, Jorge Fandermole, Adrián Abonizio, Rubén Goldín y Fabián Gallardo, quienes nunca funcionaron como agrupación pero sí irradiaron un modo de pensar y hacer canciones que ha trascendido el tiempo.

El de los artistas rosarinos el domingo a las 19.30, será el penúltimo de los 11 conciertos que poblarán la segunda edición del Únicos en el máximo coliseo argentino, donde desde hoy y hasta el domingo actuarán, entre otros, Lila Downs, Café Tacvba, Pedro Aznar, Katherine Jenkins, Luciano Pereyra y “El abrazo del tango y el flamenco”.

Los integrantes de la Trova ofrecerán un repertorio de unas 15 canciones que atravesarán los albores de aquella irrupción corporizada en el álbum de Baglietto “Tiempos difíciles” (1982) hasta piezas actuales, en una propuesta que tendrá dos mitades bien distintas con y sin acompañamiento sinfónico.

Felices por la invitación al Colón, otros miembros del ahora conjunto que volvió con un show en la noche de apertura del Festival de Cosquín, el 26 de enero último, saludaron la posibilidad de este concierto.

“Estar en el Colón es un compromiso, un placer y una responsabilidad. Al mismo tiempo me gusta que músicos más intuitivos nos juntemos con músicos que estudian y eso pone interesante la cosa”, dijo Goldín, mientras que Gallardo completó que “cantar en un teatro que es icono de la cultura nacional es algo muy especial”.

El hecho de que los dos primeros pasos de esta reunión hayan sido en ámbitos en apariencia tan disímiles como un festival de folclore y una sede emblema de la música académica significa para Garré “una relación con nuestro recorrido como artistas y la apertura e inclusión que a través de los años tienen ambos espacios”.

Abonizio, por su parte, apuntó que “nuestra música es amplia y agarra varias vertientes por lo que nos podemos dar el lujo de tocar en el Cosquín y en el Colón y también podríamos hacerlo en un festival de rock con temas más vinculados a esa esencia. La trampa sería creer que uno puede tocar cualquier cosa en cualquier lado”.

En esa línea, Gallardo sostuvo que “el repertorio que se generó fue más que nada de música popular que un lenguaje maravilloso y esta juntada trabaja un repertorio amplio y versátil”, pero Goldín consideró que “no sé si es clave la versatilidad sino que son canciones que se convirtieron en clásicos aunque toquemos otras más nuevas”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario