Uruguay “sufrió” el turismo argentino

La ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichian, anunció que durante enero el país recibió 432.000 visitantes, un 29% menos que el mismo mes del 2018, y destacó que “este año vinieron casi 200.000 argentinos menos”.

“Los 432.000 turistas que llegaron a Uruguay tuvieron un gasto medio de 820 dólares, un 15% más que en enero del año anterior”, afirmó Kechichian a la agencia de noticias EFE.

La ministra de Turismo de Uruguay indicó que “sufrimos la caída de argentinos, vinieron 300.000 argentinos y habían venido 498.000 el año pasado, son casi 200.000 argentinos menos”.

“Tanto en el gasto medio, como en el gasto por persona, que fue de 117 dólares, se dio un crecimiento de un 15% en el gasto medio y un aumento en el gasto por persona del 23%, lo que nos indica que los visitantes en el mes de enero vinieron menos que en el 2018, pero gastaron más”, dijo la ministra de Turismo.

Asimismo, la funcionaria apuntó que el gasto total por parte de los visitantes extranjeros en enero fue de 354.000.191 dólares.

“Si tenemos en cuenta los visitantes, este enero es el cuarto mejor enero de todo este período y en ingresos de divisas es el tercer mejor enero”, añadió Kechichian haciendo un balance de los últimos cinco años.

En ese sentido, dijo que la cantidad de visitantes que recibió Uruguay este primer mes del año es “casi la misma cantidad” que el país obtuvo en enero del 2016, temporada que la ministra describió como “buena”, aunque no “excepcional” como las del 2017 y del 2018.

Además, la ministra destacó que la cantidad de visitantes paraguayos, chilenos, europeos norteamericanos y uruguayos residentes en el exterior crecieron.

“Si bien esos son destinos que nunca equiparan al volumen de la perdida que podamos haber tenido de argentinos, amortiguaron mucho la caída”, señaló.

Otro tema que afectó, según la ministra, fueron las cianobacterias, que son bacterias que cambian el color del agua a verde y pueden producir un cuadro de irritación leve con dermatitis por contacto, así como el mal tiempo.

“Obviamente las cianobacterias y la lluvia de los primeros días de enero siempre, cuando uno lo que promociona en ese mes es turismo de sol y playa, obviamente que afecta, sin ninguna duda, porque la gente mira las condiciones y alquila para disfrutar de la playa”, remarcó la ministra.

Artículos Relacionados

Deja un comentario