La paritaria docente bonaerense arrancó con un nuevo fracaso

El gobierno bonaerense ofreció este miércoles aumentar los salarios de los docentes en la paritaria 2019 por la inflación que marque el INDEC, con actualización automática mensual durante los primeros tres meses y luego trimestral y, si bien la propuesta fue rechazada por los gremios, habrá una nueva reunión en los próximos días.

“La propuesta no se puede aceptar porque falta la recuperación del poder adquisitivo del año pasado cuanto tuvimos un aumento del 32% y la inflación fue del 47%”, explicó el titular del Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel.

El sindicalista aseguró: “No entendemos por qué el conflicto del año pasado (no hubo cláusula gatillo) porque si la propuesta era la de este año no debería haber habido conflicto” y detalló que la propuesta de hoy “es la mitad porque debemos discutir lo perdido en el 2018”.

En la misma postura se mostró la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini quien aseguró: “Dejamos planteado que la propuesta del 2019 tiene que incluir el recupero de lo perdido en el 2018” y adelantó que en los próximos días volverán a reunirse con el gobierno.

La propuesta de actualización por inflación la hizo el ministro de Economía provincial, Hernán Lacunza en la primer reunión paritaria del año que se inició con gritos, insultos y un fuerte cruce de funcionarios con representantes de la Unión Docentes de la provincia (UDOCBA) que obligó a pasar a un cuarto intermedio de dos horas.

Lacunza ofreció actualizar los salarios automáticamente de acuerdo al índice de inflación del INDEC, en forma mensual los primeros tres meses y luego con ajustes en junio, septiembre y diciembre.

El ministro detalló que la inflación prevista para el año próximo por el gobierno nacional es del 23% y aclaró que en los primeros tres meses se ajustarán los salarios en forma mensual “porque van a ser los de inflación más elevada por la inercia del año pasado”.

Lacunza aclaró que el año pasado no se hizo una oferta con cláusula gatillo “porque la provincia no tenía los recursos” y aseguró que “no especulamos, ofrecemos lo máximo que podemos cumplir y el año pasado fue difícil para todos los argentinos y ofrecimos lo que estábamos seguro que podíamos pagar”.

El titular de la cartera de Economía dijo entender el planteo de los gremios de recuperar lo perdido el año pasado por inflación “pero no coincidimos en la magnitud, porque la provincia pagó presentismo o el bono de fin de año que son ingresos que fueron al trabajador”.

Pese a ello, precisó que “vamos a conversar de ese tema en la próxima reunión “porque nuestra obligación y misión es agotar todos los caminos para llegar a un acuerdo que garantice el inicio de clases el 6 de marzo”.

La reunión, que comenzó una hora más tarde de lo previsto por el reclamo del titular de UDOCBA, Miguel Díaz para que se televisara el encuentro, debió pasar a un cuarto intermedio de casi dos horas luego que los representantes del gobierno detectaron que representantes de ese gremio la transmitían en vivo por las redes sociales y hubo gritos e insultos contra funcionarios.

“Si se televisan las sesiones de la Legislatura, ¿por qué esta reunión paritaria no?”, cuestionó Díaz, que reclamaba a los periodistas que “no se vayan, que se vea y que se escuche la realidad de esta paritaria, se tiene que transmitir, ¿cuál es el problema?”.

El dirigente, enardecido, increpó al ministro de Economía, Hernán Lacunza: “¿Vos tenés vergüenza de lo que decís acá?” en la paritaria, ante la mirada del titular de la cartera de Hacienda, quien le informó que la reunión se haría sin los medios de prensa presentes, tal como se desarrollaron las paritarias hasta hoy.

Según una fuente del gobierno bonaerense, la paritaria pasó a cuarto intermedio porque “Díaz estaba muy violento, insultó a empleados del gobierno y tenía tres personas filmando la reunión y uno que transmitía en vivo por Facebook”.

Díaz también arremetió a los gritos contra el director general de Cultura y Educación de la provincia, Gabriel Sanchez Zinny, a quien le endilgó las dos muertes de los auxiliares de una escuela de Moreno y seguía pidiendo a gritos que se televise la reunión.

“Udocba rompió la reunión de manera violenta, con insultos y gritos”, agregó la fuente del gobierno provincial antes de que se reanudara el encuentro.

Artículos Relacionados

Deja un comentario