Polémica por la ley contra los delitos en moto

Continúa la polémica sobre uno de los puntos de la nueva ley contra los delitos en moto que avanzará en la Cámara de Senadores tras la media sanción en Diputados. Se trata del artículo que obliga a las Estaciones de Servicio a no cargar combustible al motociclista que no tenga el casco identificado con el número de patente y su acompañante no lleve puesto el chaleco refractario correspondiente.

En ese contexto, el titular de la Federación de Expendores de Combustibles, Julio César Alonso, informó que concurrió al despacho del senador por el oficialismo Juan Pablo Allan, acompañado por el asesor letrado de la entidad, Alejandro Tobalo. “La charla fue cordial, pero no pudimos ponernos de acuerdo en cuanto a la responsabilidad que se le quiere endilgar al trabajador y al dueño de una Estación de Servicio para ejercer el control que le corresponde a los agentes del Estado habilitados y preparados para dicha tarea”, comentó Alonso.

Sin embargo, destacó que desde el bloque de Cambiemos fueron invitados a participar de las reuniones de Comisión de Seguridad, cuyos integrantes comenzarán a evaluar esta semana los aspectos de la ley antimotochorros para luego modificarla parcialmente o enviarla al recinto para su aprobación definitiva.

“Ya hubo problemas con los playeros por la norma que rige en toda la provincia de Buenos Aires desde hace tiempo y que este proyecto busca intensificar, porque no pueden exponer su integridad ante posibles hechos de violencia por parte de quien no acepta que se cumplan las reglas”, dijo el expendedor.

Además, comunicó que a través de la implementación de “zonas de exclusión” como dice el texto de la iniciativa legislativa, “se traslada la responsabilidad a los intendentes que quieran adherir a la ley”, pero advirtió que no queda claro cuáles serán las estaciones afectadas.

Vale recordar al respecto, que uno de los artículos prevé la creación de estas zonas que serán creadas en la medida que cada intendente lo decida y en las cuales, Municipio y Provincia se ponen de acuerdo sobre la zona de mayor peligro de delincuentes en moto, por lo cual, de acuerdo a los dirigentes del sector, deberán también acudir a cada uno de los jefes comunales para plantearles los peligros que puedan llegar a tener los empleados de las bocas de expendio.

Artículos Relacionados